La muerte de Jesús Mariñas ha dejado a la presa del corazón huérfana y, con su marcha, el periodismo rosa pierde a uno de sus máximos exponentes.

Tras pasar varios meses batallando contra una dura enfermedad, el tertuliano falleció ayer a los 79 años de edad a causa de un cáncer de vejiga.

Mariñas hizo público en octubre de 2021 que padecía esta enfermedad y llevaba más de un mes ingresado en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Pese a su delicado estado de salud, ha trabajado hasta el final.

La última imagen del periodista la publicó su marido, Elio Valderrama, hace dos semanas por su cumpleaños en en la que aparecía Mariñas sobre una cama de hospital y con una imagen visiblemente desmejorada.

No solo para Valderrama ha supuesto una gran pérdida a nivel personal, una de las personas que más afectadas se ha visto por el fallecimiento del polémico colaboradora ha sido su compañera y amiga María Teresa Campos.

Un golpe muy duro

"El golpe ha sido duro porque yo le quería y sé que él a mí también me quería", revelaba a través de una intervención telefónica que hizo la comunicadora en 'Sálvame'.

"Me hubiera gustado ir a despedirme de él, pero quería irse sin ruidos, sin que hubiera nada. Me cuesta trabajo hablar", decía con la voz entrecortada la veterana presentadora. "Cuando un amigo se va se queda un vacío que no puede llenar la llegada de otro. Ojalá nos encontremos algún día".