La concursante grancanaria de Supervivientes, Marta Peñate, continua su periplo en el concurso de supervivencia de Telecinco desde Playa Parásito.

Peñate ha empezado una nueva etapa en solitario tras la expulsión de su compañera Desy Rodríguez y sus primeros días como 'parásito' están siendo, cuanto menos, inverosímiles. La superviviente protagonizó un hilarante momento en la última gala del programa al verse completamente sola y ser conocedora de la complicación de la semana que se le venía encima. "¡No quiero hablar con nadie. Que nadie me hable! Soy un parásito y estoy sola, súper sola", compartía con el rostro colorado de tanto llorar la joven mientras Ion Aramendi intentaba contener la risa.

Sin embargo, tras este momento, Marta ha decidido cambiar de actitud y está regalándole al programa divertidísimos y surrealistas momentos con una nueva compañera de reality : una iguana.

"Me han dejado en la mierda absoluta"

Al más puro estilo Carmen Russo con su coco, Coco Enzo, Marta Peñate ha comenzado a entablar una amistad con esta nueva visitante. "¿A ti qué te pasa? ¿Quién te ha invitado al banquete? ¿Enserio? Estoy flipando tío, me han dejado aquí en la mierda absoluta…En mi vida pensé que me iba a encontrar con esto" decía impactada por la visita del animal.

"Tiene más hambre que yo colega. No desprecies la comida que te doy. Eso, recógela. Loca no, loquísima voy a salir de aquí. Qué asco colega", espetaba asombrada.

"Después de hablar con una piedra que se llama Desy y luego con iguanas lo próximo va a ser marcarme un Antonio Tejado, caerme de algún palo que vea por aquí y decir que estoy lesionada e irme para España" aseguraba haciéndole un guiño a su gran amiga de concurso.