Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¡‘Chacho’, qué desfile!

Una nutrida representación de deportistas canarios estuvieron presentes en el desfile inaugural de los Juegos y dejaron su huella

30

Ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio Reuters / EFE

Turno para el glamour antes de dar paso al sudor. Ayer fue el día en el que las americanas y los trajes salieron del armario olímpico para desfilar bajo la bandera capitaneada por Saúl Craviotto y Mireia Belmonte. De los 321 deportistas españoles se eligió a una representación de distintos deportes para estar presentes en la ceremonia inaugural, entre los que no hubo duda alguna de que los canarios dejaron su huella en el Estadio Olímpico de Tokio.

Con una opinión positiva unánime en cuanto a la vestimenta de la selección española, nada más aparecer la bandera rojigualda por la bocana del estadio, se pudo vislumbrar la primera cara insular. Ahí al lado del dúo de abanderados se encontraba en primera fila la jugadora de hockey Candela Mejías Zanetti saludando a su familia en Gran Canaria.

A partir de ahí, turno para los más fáciles de percibir a la vista, los amantes del basket. Las dos selecciones de baloncesto, con cuatro canarios en sus filas, Sergio Rodríguez, Astou Ndour, Maite Cazorla y Leonor Rodríguez fueron de los más marchosos del grupo, en especial Magic Leo, que no dudó en regalar besos a la cámara televisiva para medio planeta.

La campeona mundial de vela en 470, Patricia Cantero, fue otra de las que resaltó entre los presentes. Con su felicidad característica, se inmortalizó antes del desfile el entrenador grancanario Gustavo Martínez Doreste.

La jugadora de balonmano, Almudena Rodríguez fue otra de las que disfrutó del momento en el Estadio. Tanto como Joel Rodríguez, que se fotografió en todo su esplendor, como un ángel.

Compartir el artículo

stats