En la bandeja de correo no deseado de mi correo electrónico aparecen de vez en cuando mensajes deseados, incluso muy deseados. Son perlas en un océano de basura, lo que me obliga a prestar tanta atención a esta bandeja como a la oficial. He preguntado al técnico por el criterio de clasificación del ordenador, pero nunca me da una respuesta satisfactoria. Un día, por probar, me envié a mí mismo un correo íntimo que recibí en el correo no deseado, como si yo me odiara, como si yo fuera mi enemigo, como si me deseara algún mal. Después de darle muchas vueltas, llegué a la conclusión de que, en efecto, me odio, soy mi enemigo y me deseo todos los males del mundo, pero una cosa es que lo diga yo y otra que me lo diga el Outlook. En todo caso, cualquier mensaje que me envíe a mí mismo será necesariamente un mensaje no deseado. No tengo nada que decirme. Punto.

Esta mañana, en cambio, he recibido un correo no deseado que me ha llegado al alma. Decía así: "Cambia tu vida con una mejor herramienta cuando se tiene mucho tiempo en los pantalones". Llevaba tiempo detrás de una frase de esta naturaleza sub-real, pero ni se me ocurría dentro ni ocurría fuera. ¿Dónde se esconden estas frases?, me preguntaba desesperado, ¿en qué lugares del alma se reproducen?, ¿qué cebos hay que colocar para que salgan de sus madrigueras? Un día te levantas, abres la puerta de casa o levantas la tapa del ordenador, y está ahí, como por error, en la bandeja del correo no deseado. Cambia tu vida con una mejor herramienta cuando se tiene mucho tiempo en los pantalones.

Preguntarán ustedes qué rayos significa para que me haya impresionado tanto. Ni idea, la verdad. Es precisamente esa ausencia de sentido la que me ha herido hasta el tuétano. El sinsentido, cuando, como en el caso que nos ocupa, es inteligente, posee una profundidad desgarradora. ¿Acaso usted no ha sentido en alguna ocasión que tiene mucho tiempo en los pantalones, que tiene más tiempo en los pantalones que en cualquiera otra de sus prendas de vestir? ¿Acaso no le gustaría a usted cambiar su vida con una mejor herramienta dado el tiempo que tiene acumulado en los pantalones? ¿Qué sería de nosotros sin la bandeja del correo no deseado?