De nada sirve ya ocultarse para que la crisis no nos encuentre. Se abalanza a diario sobre un número creciente de ciudadanos, arrebatándoles la posibilidad de ganarse el pan. En primera instancia, el único medio para cumplir con el primer principio de la supervivencia a secas: respirar. Tal vez por eso habría que representarla como se simboliza a la muerte, esa dama vestida de negro enarbolando su guadaña.

También porque de igual modo que esta aparece en la vida cotidiana eximida de cualquier responsabilidad sobre los vivos, de la misma manera los gobernantes nos presentan la crisis como realidad inevitable carente de culpables. En todo caso, nos consideran a los ciudadanos los únicos responsables. ¿Por qué, si no, nos hacen cargar con ella sobre nuestras espaldas? Nos convierten, así, en enfermos o moribundos que depositamos nuestras esperanzas en las manos de quienes prosperan gracias a nuestra enfermedad. Ellos, bajo nombres variopintos, sumergidos en baños de oro y pertenecientes a la parte más degradada de las clases delictivas. Ellos, inmersos hasta el fondo en la lucha de intereses disfrazada de debate de principios. Ellos, gestores de los asuntos públicos con vistas al beneficio privado. Ellos, sí, ellos, que engarzan un anillo en la nariz de los súbditos a fin de mantener al órgano bien dirigido para oler la dulzura de su ingratitud.

De nada sirve ya por tanto tampoco la valía o la lealtad. Para ellos es cuestión de si les somos o no rentables. Podremos pretender ocultarnos para que la crisis no nos encuentre, pero nos pasará como al criado de un cuento. Fue al mercado de Bagdad a comprar y allí le empujó una mujer. Al volverse, la reconoció: era la Muerte. Tembloroso y pálido huyó a Samarra para que la Muerte no lo encontrara. Cuando más tarde su amigo decidió abordar a esta en el mercado y reprenderla por haber amenazado al criado, ella respondió: Oh, yo no he hecho un gesto de amenaza, sino de sorpresa. Me ha sorprendido verlo en Bagdad esta mañana, porque tengo una cita con él en Samarra esta noche.