Este artículo, pese a lo que pueda parecer, está muy lejos del menosprecio al sistema judicial. Mucho menos pretende reducir la relevancia del papel que la Administración de Justicia realiza como herramienta básica para uno de los tres poderes del Estado, según regula la Constitución Española en su título VI.

La Justicia sin papel es el nuevo modelo de Administración hacia el que avanzamos con paso decidido en Canarias. Abandonamos de forma progresiva fórmulas de trabajo anquilosadas en el siglo XIX. Sistemas de comunicación en los que el predominio del papel, la tinta, el sobre y el sello han estado ralentizando los procesos judiciales, mientras el rápido avance de las nuevas tecnologías de la comunicación permitían enviar documentación de Australia a Canarias en cuestión de segundos a través de Internet.

La herramienta informática que permite dar este salto cualitativo en la Justicia en Canarias tiene nombre propio: LexNet. La implantación de esta herramienta virtual para el envío de notificaciones y comunicaciones seguras entre partes en los procesos judiciales se inició en el mes de noviembre. En tan solo dos meses, se ha extendido a todos los juzgados de primera instancia de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. Todo un hito que merece el reconocimiento debido al esfuerzo de quienes con su dedicación y trabajo han hecho posible la eliminación del papel en diversas fases del proceso judicial, con el consecuente ahorro de tiempo y costes.

La colaboración interinstitucional entre el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Justicia ha permitido que desde el pasado lunes los juzgados de las dos capitales canarias eliminen el papel para las comunicaciones entre los juzgados y las partes procesales.

Además de la agilidad, principal ventaja de este nuevo sistema, el ahorro económico también resulta destacable: miles de desplazamientos entre sedes judiciales que ya no serán necesarios, millones de folios que no llegarán a ser impresos, litros de tinta ahorrados, sobres, sellos?

La implantación de LexNet continúa ahora su expansión hacia otras instancias judiciales superiores. Al igual que hasta ahora, la colaboración de los agentes y operadores judiciales resultará esencial para concluir con éxito todo el proceso.

Los avances para la modernización en la Administración de Justicia son paralelos a muchos otros que están realizándose en los procedimientos administrativos de todos los departamentos del Gobierno.

La sede electrónica es una realidad que se va imponiendo como respuesta a la creciente demanda de la ciudadanía para la canalización de sus relaciones con la Administración Pública a través de la red. Las últimas estadísticas sobre uso de las telecomunicaciones muestran que 63 de cada 100 españoles que tiene línea de telefonía móvil dispone de smartphone y utiliza este dispositivo para conectarse a Internet.

La sociedad avanza a un ritmo que hace unos años parecía totalmente imposible. La principal reforma administrativa que se debe realizar es la adaptación de los procedimientos, de los sistemas y las fórmulas de relación con la ciudadanía a esta nueva realidad. Las telecomunicaciones se imponen y el papel va cediendo su predominio al kilobite.