Ha nacido una estrella. Se llama Alfonso Grau y es el nuevo aspirante al título de Puto amo que otorgó y ahora posee Luis Bárcenas en la categoría de peso superpesado. El viejo Bárcenas tendrá que entregarse a fondo para defender su título porque Grau ha demostrado ser un figura. Solo ha necesitado convocar una rueda de prensa para revelarse como una auténtica apisonadora humana capaz de machacar la buena educación, triturar la prudencia política y pasar por encima de la dignidad humana.

Lo habrán visto. En todos los informativos, magacines, programas de actualidad y espacios de análisis político emitieron las imágenes de la rueda de prensa que Grau convocó para dar el salto de la limitada liga local en la que peleaba hasta ahora a la gran liga nacional en la que se le auguran grandes éxitos.

Repasando su carrera, ha decidido que un talento como el suyo no debe desperdiciarse a la sombra de Rita Barberá, condenándolo a un eterno papel de segundón que no se merece. Por eso ha asumido un reto inmenso: saltar a primera fila en apenas unos minutos. Y lo ha logrado.

Que se prepare Miguel Ángel Rodríguez y su tropa: si Grau quisiera ser contertulio de la caverna, los dejaría a todos en el paro. Que se prepare la caverna misma: si quisiera dirigir una tele, se llevaría toda la audiencia de la TDT Party.

Que se prepare el padre de Jesulín: si quisiera copar todos los videomontajes de El intermedio, le dejaría sin trabajo. Que se preparen en Podemos: si de verdad quieren ser antisistema, que se dejen de tonterías y aprendan del maestro.

Pero sobre todo que se prepare Luis Bárcenas: se ganó su título golpe a golpe, en una larga y callada carrera, pero el aspirante tiene prisa por triunfar y tiene una pegada contundente y letal que le hará besar la lona en el primer asalto.

Por lo pronto, a ver quién es el guapo periodista que cubre la próxima rueda de prensa que dé Grau cuando le dé la gana, como le dé la gana, donde le dé la gana y si le da la gana. ¿Es suficiente respuesta, o se lo tengo que clarificar?

www.antoniorico.es