Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El patio

Pablo Iglesias admira a Juan Negrín

Por tantas frustraciones y desilusiones desde hacia mucho tiempo políticamente no me sentía nada bien. Pero afortunadamente he podido acceder a un vídeo que muestra un debate televisivo, entre Pablo Iglesias como representante de Podemos y Juan Fernando López Aguilar por el PSOE, que mostraba lo mejor de la política.

Aparte de la cordialidad que en todo momento se mostraron, lo más significativo fueron las expresiones y mensajes constructivos que desde sus respectivas posiciones ambos manifestaron. Juan Fernando estuvo realmente brillante y a mí particularmente me levantó bastante la moral. A diferencia de otros mandamases socialistas, no se empleó en un discurso fácil y descalificatorio, por el contrario hizo reflexiones y autocríticas. Como entre otras: "no haber asegurado el PSOE la progresividad fiscal contra viento y marea" e igualmente dijo que sin bajar la cabeza, "hay que hacer lo que la gente que está pasándolo mal espera de nosotros".

Nada más empezar el debate, Pablo Iglesias expuso: "Es un honor discutir con Juan Fernando, podemos tener muchas diferencias pero es una persona muy formada. Precisamente basándome en su formación, capacidad y experiencia, no comprendí y mostré en un articulo mi disconformidad, cuando por Pedro Sánchez fue marginado y no pasó a formar parte, de la ejecutiva ni del comité federal del PSOE, órganos sobredimensionados compuestos de 38 y 111 personas respectivamente y en los que están integrados muchos mediocres y algunos que aun no teniendo conductas ilegales, sí las han podido tener políticamente incorrectas como son los casos de los expresidentes andaluces, Chaves y Griñán, que puede pasar electoralmente factura".

La primera pregunta del presentador a Pablo Iglesias: ¿por qué el ascenso de Podemos? La contestó diciendo que la clave es que el espacio político de la socialdemocracia europea se ha ido con relación a la derecha quedando cada vez más pequeño y lo viene ocupando Podemos y especificó que el programa que defiende su formación, es el que tenía la socialdemocracia europea hace 25 o 30 años.

La dirigida a Juan Fernando: ¿por qué el descenso del PSOE?, la respondió haciendo alusión a la crisis y criticando el enfoque y la política disparatada que para hacerle frente ha venido practicando la derecha, lo que ha producido grandes descontentos y cabreos en la ciudadanía, que nos ha venido pasando factura, aunque considera que la alternativa sigue siendo la socialdemocracia.

En este punto Pablo Iglesias expresó: "Si todos los socialistas fueran como Juan Fernando, no estaríamos de acuerdo en todo, pero sí en algunas cosas".

A diferencia de diversos dirigentes empezando por Felipe González, Alfonso Guerra, José Bono y otros, que se han dedicado a descalificar a los mensajeros de Podemos y no a sus mensajes tachándoles de bolivarianos, populistas, neocomunistas, etc..., Juan Fernando con respeto defendió sus planteamientos y posiciones, muchas en gran medida se asemejaban o solo tenían ligeros matices con las que planteaba Pablo Iglesias, lo que nos debe llevar a la lectura, que si el PSOE no hubiera tirado por la borda o renegado de sus convicciones, principios y valores, ahora Podemos no existiría.

En esa línea fue la respuesta de Juan Fernando a la pregunta de ¿qué reconoce en Podemos? Manifestando: "frescura, experimento fresco y nuevo que llega a muchos" y continuó: "Eso no significa que yo no intente llegar a aquellos a quienes Podemos está dirigiendo su mensaje", por mi parte añadir, que ojalá sea así y no lo que pretende los prebostes referidos: Felipe González, Alfonso Guerra, José Bono etc..., que previendo el fin del bipartidismo PSOE-PP, ya han hecho sus pronósticos y propuestas para que entre ambos partidos igual que ha ocurrido en Alemania se produzca una coalición, gota que sin duda colmaría (más bien desbordaría) el vaso.

Esa misma pregunta pero relacionándola con el PSOE la contestó Pablo Iglesias: "La tradición de los años 20 y 30 de Indalecio Prieto, Largo Caballero y Juan Negrín".

Aunque los dirigentes reaccionarios de otros partidos políticos, incluyendo muchos del PSOE, tertulianos y medios de comunicación de la derecha, grandes empresarios etc..., traten de descalificar con insultos a Pablo Iglesias, la realidad es que su procedencia y convicciones son socialistas y de izquierda y por esos valores sus abuelos y padre fueron represaliados.

De ahí que lo que más me gusto y me emocionó del debate, fue cuando a la pregunta de que con qué personaje histórico se identificaban, el primero en responder, Pablo Iglesias, espontáneamente y muy convencido dijo que con Juan Negrín y como ya se sabia, Juan Fernando coincidió en la misma apreciación. No en vano la admiración que profesa a Juan Negrín le llevó a escribir un libro sobre sus discursos que presentó en el Congreso de los Diputados y en la sede de la Fundación que lleva su nombre.

Juan Negrín como todo ser humano tendría sus defectos, pero lo que no cabe la menor duda es que nunca fue un populista, ni tampoco como muchos enemigos, rivales y detractores querían relacionarlo, neocomunista. Difícilmente habrá en España otro político de su sabiduría, capacidad y experiencia. Tenía las ideas muy claras y por encima de todo fue demócrata, socialista y republicano.

Pienso que debido a la importancia del debate y lo expresado por sus protagonistas, la Fundación Juan Negrín, que se caracteriza por ser un lugar democrático de encuentros culturales, políticos y sociales, podría invitar a un acto en su sede a Pablo Iglesias y a Juan Fernando. Con toda seguridad tendría mucha repercusión y seria muy bien acogido.

Espero que mis compañeros del Patronato de la Fundación Juan Negrín estimen y lleven a efecto esta sugerencia o propuesta.

(*) Militante del Partido Socialista Canario-PSOE

Compartir el artículo

stats