Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Papel vegetal

Emancipación de la mujer árabe

Sin la emancipación de la mujer no habrá nunca progreso en los países árabes", afirma el gran poeta sirio-libanés popularmente conocido como Adonis, para quien se trata de "sociedades tribales" , que necesitan además con urgencia una "separación entre la religión y el Estado". Es un problema de "todos los monoteísmos, incluido el judío. El monoteísmo deja a su último profeta la verdad definitiva. Dios ya no tiene nada que decir. Sólo cuenta la voz del profeta. Y cada monoteísmo cree que el suyo es el definitivo. El pensamiento religioso es siempre excluyente", explica Adonis. En sus jugosas declaraciones a la periodista y crítica cultural Iris Radisch, del semanario alemán Die Zeit, Adonis, que vive en París y del que acaba de reeditarse en España su impresionante Epitafio para Nueva York, no escatima tampoco las críticas a Occidente, que conoce muy bien, por lo que sucede en el mundo árabe.

"Europa apoya a Estados que ni siquiera tienen una constitución como Qatar y Arabia Saudí. (?) Estados Unidos sostiene desde hace tiempo las guerras religiosas en los países árabes. La guerra de Irak impulsó el conflicto entre sunitas y chiíes, que ha llevado a horribles matanzas".

"¿De dónde saca el Estado Islámico sus armas pesadas? ¿Quién inventó a Al Qaida para derrotar a los comunistas en Afganistán? Estados Unidos es cómplice en ese juego de guerras tribales y religiosas. Cuarenta países se han aliado contra el Estado Islámico, pero las armas siguen pasando por Turquía", critica el poeta.

"Cuarenta países no consiguen derrotar al llamado Estado islámico. Y ¿por qué no? Porque no tienen ningún interés. Todo es puro teatro. En el conflicto abierto entre quienes quieren declarar la fe asunto privado y los que quieren construir un Estado religioso, Occidente apoya a los religiosos", agrega.

"Arabia Saudí, Jordania y Qatar son aliados de Occidente. Y Occidente es parte esencial de la existencia de los países árabes. No es un simple espectador, sino actor. Y no tiene ningún interés en un laicismo árabe", denuncia el octogenario poeta. Esa pesadilla sólo terminará, predice Adonis, con una nueva "guerra de los cien años": la "gran guerra" del siglo XXI será una guerra entre árabes, un mundo que acabará autodestruyéndose. Sobre el fundamentalismo del Estado islámico, Adonis explica que para el Islam, el comienzo de los tiempos es lo absoluto, del que con el tiempo los musulmanes se han ido alejando, y "el progreso absoluto consiste en el regreso a los orígenes".

Preguntado si echa en falta a intelectuales árabes capaces de iniciar un siglo de las luces en esa parte del mundo, Adonis dice que tampoco los hay en Occidente: ¿quiénes son los sucesores actuales de la generación de Sartre en Francia? Y, se diga lo que se diga del alemán Heidegger, ¿quién ha venido tras él?, se pregunta.

"El progreso cultural no es lineal. Y a fin de cuentas no hay filosofía más grande que la griega", sentencia finalmente ese poeta que ha sonado varias veces para el Nobel de literatura.

Compartir el artículo

stats