Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos veces breve

Policía poco científica

El parecido evidente entre Zinedine Zidane, Santi Potros y el hombre que encarnaba el Espíritu de la Navidad no es generacional (se llevan hasta un cuarto de siglo), ni étnico ni cultural, pero existe, y no es sólo físico. Quizás coincida en ellos un prototipo alopécico de virilidad que muestra contención del gesto, tiene poca fe en la palabra y miente mal. Lucubraciones propias de escritor, desde luego. El caso es que miro y remiro las fotos del fiscal Nisman, en busca de rostros gemelos para formar un grupo semejante y sacar alguna pista acerca de su alma (un método muy poco fiable, pero no menos que la búsqueda de rastros de pólvora en las manos del muerto). Tiene ojos claros, es agudo, frío y determinado. A veces intenta sacar de la mirada una ternura, pero le cuesta. Demasiada seguridad en sí mismo para suicidarla, tal vez. Poca cosa. Hay que encontrarle, como sea, almas gemelas.

Compartir el artículo

stats