Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con claridad

Medio siglo de TVE en Canarias

El próximo mes, TVE en Canarias cumple 51 años como medio público al servicio del Archipiélago. Concretamente el 12 de febrero de 1964 los canarios vimos en las Islas aquel extraño aparato que ofrecía películas, partidos de fútbol y el Telediario nacional, que aquí se veía al día siguiente, pues enviaban la grabación por vía aérea. Era toda una odisea, pero había televisión, en riguroso blanco y negro.

Eran otros tiempos, con escasos medios y trabajando en cine. Vamos, algo de risa hoy, con los medios de que se dispone. Pero pese a ello los dirigentes del medio, en aquellos momentos, decidieron asumir varios retos y con una destartalada unidad móvil realizaron transmisiones como la fiesta de los Enanos de La Palma, y cuantos acontecimientos sociales, culturales y políticos se desarrollaban en las Islas. Cumplía, cumplió y seguirá cumpliendo su labor de servicio público, pese a los intentos de reducir ahora su presencia de forma testimonial. No es justo. El pueblo, la sociedad está en deuda con este medio que, a lo largo de los años, ha sido el vehículo para dar a conocer en el mundo, nuestra realidad, folclore, cultura, deportes, y ha sido la herramienta precisa para divulgar lo nuestro; en momentos difíciles cuando ni de lejos existían otras cadenas que, a partir de 1990, se incorporaron al mercado.

La tele revolucionó a toda la sociedad, con estudios en la calle de La Marina, en Santa Cruz de Tenerife, y en el Hotel Palace (actual Casa del Mar). La sede de la capital grancanaria cambió en 1971 a la Plazoleta de Milton, en un acto que contó con la presencia del entonces ministro de Información y Turismo, y de Adolfo Suárez González, director general de RTVE. Ese mismo día se unió Canarias con la Península, al inaugurarse el satélite Buitrago (Madrid-Arinaga). Ahí fue cuando se produjo la anécdota, tantas veces comentada, del ministro Sánchez Bella que pronunció aquella famosa frase "cuando regrese a España...", y Eduardo López Merido, delegado del ministerio, corriendo como un loco "eso no se da..." (época de la censura). Eso es imposible, delegado, le dijo uno de sus acólitos pues se ha emitido en directo... semanas después cesaron a aquel ministro.

Pero volvamos a la Televisión pública en Canarias, vertebradora y divulgadora: surgen programas como Tenderete, con Nanino Díaz Cutillas, Alfredo Ayala Ojeda y un elevado grupo de tocadores, que hicieron las delicias del telespectador, y tuvo luego difusión mundial. Y tantos espacios y transmisiones de lo acontecido en las Islas.

El Centro entró en el letargo hacia 1978. Madrid enviaba su gente para dirigir, apenas el informativo y un espacio cultural, y se revolucionó de forma positiva con la llegada en 1980 de un profesional de la talla y categoría de Pedro Macia Gómez. Lo cambió todo e ilusionó a toda la plantilla, realizando unos informativos profesionales y bien valorados por todos, y programas de todo género a nivel nacional e internacional. Inolvidable Alfredo Kraus cantando desde los Jameos del Agua (Lanzarote).

Pasó el tiempo, y con los cambios políticos, el Centro volvió a descender en producción hasta que llegaron Piedad Alarcón y Francisco Moreno y, por ultimo, Alberto Bacigalupe, que continuó la labor e introdujo nuevos programas, entre ellos Desde La Laguna con humor, lo que hoy es En Clave de Ja, Canarios en el mundo, La Luchada que, de la mano de José Manuel Pitti continuó cosechando éxitos por todas las islas.

El Centro de Producción de Canarias se convirtió en el tercero del país, tras Madrid y Cataluña. Sus políticos apoyaron y pusieron toda la carne en el asador, y ganaron. Los políticos canarios, cada uno por su lado con su candidato. Y, así nos fue, nos convirtieron en Centro Territorial y nadie protestó... nos redujeron el presupuesto y miraron para otro lado; enviaron directores de Madrid, que superaban la broma y estaban ocupados. ¡Qué cosas de nuestros ocupados representantes¡ Solo tenían tiempo para nombrar a los suyos, sin importar el desprestigio del centro. Un centro que es utilizado para atacar y acusar de manipular si estás en la oposición, y maravilloso cuando ocupas plaza en el poder.

Al margen de todas estas miserias humanas, hay que ser justo y agradecer a TVE en Canarias su algo más de medio siglo de servicio a las Islas, y su impagable labor. No olvidemos que la historia, en imágenes, de Canarias de los últimos 51 años está en sus archivos, y los mejores profesionales de TV han pasado por sus redacciones. Y, los actuales, pese a los escasos recursos hacen una admirable labor.

Lo dicho, TVE en Canarias, al cumplir algo más de medio siglo es digna de un reconocimiento de la sociedad, al tiempo que hay que pedirles a los políticos, de ambas tendencias, que saquen sus manos del medio y busquen otros puntos de confrontación.

Compartir el artículo

stats