Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubén Reja

La hora de la Liga

Hay heridas que nunca cierran. El pasado que no se puede olvidar no es pasado y eso es lo que le sucede al Atlético de Madrid. La dolorosa derrota ante el Real Madrid en la final lisboeta en Champions del pasado año retumba aún en la cabeza de los colchoneros, que contemplan el partido de esta tarde como una nueva vendetta.

La celebración de Ronaldo despojándose de la camiseta en el descuento después de marcar de penalti, aún tañe en la memoria rojiblanca. Los de Simeone saben que el derbi de hoy se juega en la hora de la liga. De perder se quedarían descolgados de los puestos de cabeza y a diez puntos del líder blanco. De ganar, estarían a sólo un punto en la puja liguera.

Pero el partido de hoy se juega también en la hora de los récords. Los rojiblancos, de no perder, igualarán la racha de partidos (seis) contra el Real Madrid sin conocer la derrota, que data de 1940. Una marca que sería el mejor homenaje para recordar a Luis Aragonés, que dejó huérfana a la familia colchonera hace esta semana un año.

Sin embargo, el Atlético de Madrid tendrá delante un Real Madrid en estado de gracia y con hambre de victoria. A la vuelta de Ronaldo después de sólo dos partidos de sanción por agresión, se le une Benzema, que protagoniza su momento más dulce en el equipo blanco. El derbi madrileño servirá de pulso para comprobar el estado de forma de estas escuadras.

Los de Simeone, superada ya la catarsis, campean con solvencia la ausencia de piezas claves, y afrontan un nuevo proyecto con garantías. Ante la salida de Villa, Diego Costa, Filipe Luis o Courtois, los nuevos refuerzos han logrado apagar las luces de alarma, y el pánico en el entorno rojiblanco ha desaparecido. El glorioso ha renacido de sus cenizas y los goles de Griezmann, Torres y Mandzukic han inyectado ilusión en la parroquia rojiblanca. Sobre plano parece un conjunto más armado que el que devolvió 18 años después la Liga a las vitrinas del club del Manzanares y que acarició durante muchos minutos la primera Champions de su historia.

Por su parte, el Real Madrid es el gran favorito en las principales casas de apuestas para ganar un partido que nunca deja indiferente al respetable.

Compartir el artículo

stats