Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desde mi noray

Un paso adelante

La Autoridad Portuaria hizo público el pasado viernes un comunicado de prensa sobre el nuevo tratamiento a los buques que llegan a suministrar combustible desde el pasado 1 de enero para evitar esas excesivas demoras en fondeo debido al mal tiempo reinante, sobre todo del sudeste, que suponen importantes pérdidas para los armadores, problema del cual nos hemos ocupado recientemente en esta columna.

En definitiva en este nuevo año se ha acordado aplicar un 40% de descuento en la tarifa que corresponde cuando un buque atraca en uno de los muelles dotados de tubería de suministro, similar a la que se cobra en la zona de fondeo I, conocida como "entre diques", situada entre los muelles Reina Sofía y León y Castillo y que está limitada a una sola unidad por falta de espacio. Es evidente que atracar un barco a muelle supone, aparte de pagar la tarifa, otros gastos extras como practicaje, remolcadores y amarradores, pero es una solución de emergencia que siempre puede compensar al armador, en lugar de tener el barco inmovilizado en fondeo, lo que supone importantes pérdidas.

Sin lugar a dudas esta decisión adoptada por la Autoridad Portuaria es un paso adelante en busca de alternativas cuando se hace imposible dar el bunkering en la zona de fondeo por el mal tiempo reinante en la bahía. Algo había que hacer ante un problema cada vez más preocupante que incluso obligaba en algunas ocasiones al desvío de barcos a otros puertos. Por otra parte nos alegra que el suministro de combustible se haya reactivado durante el pasado mes de enero con el despacho de casi 50.000 toneladas más en comparación con el mismo periodo del año 2014 hasta un total de 281.000 toneladas. Espe-remos que en los próximos meses siga la misma tónica, para borrar esa alarmante caída del 16,50% en el pasado ejercicio.

Compartir el artículo

stats