20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El análisis

Aula de la Naturaleza en medio de la ciudad

El Cabildo de Gran Canaria, dentro del Plan de Cooperación con el Ayuntamiento de Las Palmas de GC, está acometiendo labores de rehabilitación y acondicionamiento para personas, animales y bicicletas del Camino Viejo de Tamaraceite a San Lorenzo. Este lugar situado en Las Palmas de GC es uno de los puentes históricos de comunicación más importantes que unían a San Lorenzo y Tamaraceite, por encontrarse en una encrucijada de caminos con el norte de la isla de Gran Canaria. Y no solo eso, sino que es un tramo de un antiguo camino real que unía la capital con Teror por San José del Álamo.

Con un presupuesto de algo más de 181.000 euros y adjudicada a la empresa Guerra Patrimonial, las obras se encuentran en su tramo final. Esta sería la primera fase de una obra propuesta por un grupo de vecinos desde hace años y que fue presentada en una moción en la Junta de Distrito y aprobada por unanimidad por todos los partidos con representación municipal en esta legislatura.

Pero si fuésemos un poco sensibles con la naturaleza y apreciáramos la importancia de tener un enclave como éste, esto no tendría que acabar aquí. A las obras de acondicionamiento las debería seguir una segunda fase de reconversión en Aula de la Naturaleza aprovechando los ecosistemas de la Mayordomía, las Charcas, la Montaña de San Gregorio y el barranco de San Lorenzo. Este proyecto podría propiciar el contacto de los niños y niñas, jóvenes y adultos de la ciudad de Las Palmas de GC con la naturaleza en un entorno natural pero cercano a la ciudad, aprovechando la oportunidad que aporta la convivencia en un entorno diferente. Considerando el interés educativo, su explotación se podría realizar a través de empresas que cuenten con los recursos materiales y humanos necesarios que organicen actividades relacionadas con el medio ambiente y financiado por entidades públicas.

Podría ser un proyecto similar a la "Bosquescuela", modelo educativo de gran éxito en Europa y propuesto por Philip Bruchner, educador infantil y promotor de la iniciativa en España desde la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente. Sería una apuesta por la formación integral de niños, jóvenes y adultos fuera del aula, en medio de la naturaleza. Learning in nature, como así se llama este proyecto, pretende ser un modelo de referencia respecto a la prevención de la obesidad infantil, prevención de acoso y abandono escolar y se presentaría como una alternativa innovadora para que los niños y niñas aprendan, potencien sus aptitudes intrínsecas y desarrollen aspectos tan importantes como su sentido innato de pertenencia y respeto a la naturaleza.

Si no sustituir las aulas normales por estas aulas en plena naturaleza, como las Bosquescuelas, que sería lo ideal, sí que se podrían realizar proyectos en los centros que complementen las carencias del contacto diario con el entorno natural y promover el aprendizaje fuera del asfalto y el cemento. Lo que está claro es que el aprendizaje en la naturaleza, aparte de complementar el aprendizaje del aula, fomentaría la motivación, la reducción de estrés, el comportamiento social, la resistencia contra enfermedades, la motricidad, la creatividad y la relación con la naturaleza.

Aprovechemos esta oportunidad que todavía tenemos en Tamaraceite-San Lorenzo y hagamos algo "diferente" cuyos beneficiarios sean nuestros pequeños y así aprender a convivir y a respetar los entornos naturales como los que todavía tenemos en nuestro distrito.

(*) Asesor CEP Telde. Consejería de Educación Gobierno de Canarias

Compartir el artículo

stats