Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La columna del lector

Epistemología en la lógica aristotélica

Interesaba sobremanera a Aristóteles analizar la verdad acerca del mundo en que vivimos; para él, la manera de aprehender la realidad se concebía a través de la construcción de proposiciones (expresión de un juicio entre dos términos, sujeto y predicado, que afirma o niega este de aquel, e incluye o excluye el primero respecto del segundo); la verdad o la falsedad del juicio es lo que permite conocer la relación entre el sujeto y el predicado. Por consiguiente, le conviene al ciudadano de a pie ver menos la televisión y razonar -esto es, conectar significativamente juicios o proposiciones- mediante la aplicación del silogismo aristotélico; he aquí un ejemplo, para que se entienda: se exponen tres proposiciones con dos premisas y una conclusión:

Premisa 1: sin permiso de los ciudadanos, la monarquía vive del dinero cobrado a los ciudadanos.

Premisa 2: Felipe VI y Letizia I representan la monarquía.

Conclusión: sin permiso de los ciudadanos, viven del dinero cobrado a los ciudadanos Felipe VI y Letizia I.

Compartir el artículo

stats