20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre líneas

Ni ahora ni nunca

En mayo de 2012 -ya casi han pasado tres años- y en un artículo que publicó este periódico y que llamé A la zorrúa decía entre otras cosas -además de calificar como ineptos e inútiles a los políticos de la provincia oriental- que con la creación del organismo Puertos Canarios, con domicilio en Tenerife, no levantaríamos cabeza.

Contaba también que los cabildos y el Gobierno de Canarias -ya los cabildos no aparecen por ningún sitio y si fuera así no olvidemos que ellos tienen cuatro y nosotros tres, salvo que arreglemos lo de poner uno en La Graciosa- solicitaban "disfrazadamente" la concesión y el control de los aeropuertos canarios.

Al día siguiente de crear Puertos Canarios se nombraron los consejeros. La cantidad fue de 29 (veintinueve) personas, ni uno menos. No existe en el mundo tal número de consejeros para tan pocos y pequeños puertos. Tantos consejeros para "aconsejar" sobre los puertos de Agaete, Arguineguín, Morro Jable, Corralejo, Gran Tarajal y Playa Blanca,? ya que los otros ni vale la pena mencionar por su ridículo tamaño.

Lo anterior viene a cuento porque hoy están de moda, tras el asunto del petróleo, los aeropuertos canarios. Antes de la salida a bolsa de Aena deseaba opinar sobre este tema y hoy con las ideas más firmes que las que tuve entonces vengo a ratificarme en que los aeropuertos canarios no deben estar ni ahora ni nunca en manos de los inútiles e ineptos políticos que desgraciadamente mantenemos en Canarias.

Si con Puertos Canarios nos han estado y están robando -esto no es catalán y sí demostrable- para llevarse inversiones a la provincia occidental, no les cuento qué serán capaces de hacer con los aeropuertos. Engañan a la gente diciendo que la ampliación de Agaete y Playa Blanca permitirá el atraque de cruceros como en Puerto de la Cruz -donde el presupuesto inicial asciende a cien millones de euros- con bocanas de 40 o 50 metros. Fuerte trola. ¿Y quién dota y mantiene a estos puertos con servicios de remolcadores, prácticos, amarradores,? además del fondo necesario para que no encallen los grandes buques? Si pensando y engañando así ahora quieren los aeropuertos, significa que antes de invertir un solo euro en Gran Canaria, Lanzarote o Fuerteventura son capaces de hacer en "su isla" pistas de aterrizaje con césped, vías de acceso con flores de mundo, fingers con esterlizias y geranios, terminales con cristales polarizados Rayban, baños chapados en oro con griferías a juego y otro sinnúmero de disparates? como pistas transversales con túneles de aterrizaje -aquí con césped blanco y azul como la bandera. La cosa es y será no dar nada a Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, que son los aeropuertos rentables. Tras este primer desahogo y viendo las manifestaciones del señor de El Sauzal en las que nos informa de que se ahuyentan las inversiones al privatizar los aeropuertos puesto que se aumentarán los costes de servicios, yo pregunto si alguna vez, políticamente, se ha mirado al espejo junto con su equipo. Porque el intervencionismo que ha engendrado en la administración no lo tiene ni la más absurda república bananera del mundo. ¿Cuántos consejeros va a nombrar para los aeropuertos? Y pongo como ejemplo lo logrado en Política Territorial, donde hay que esperar a que uno de su clan venga a decir si el hotel que se ha construido le gusta mucho, poco o nada. "Manda güebos". Sí, con g y b que son más grandes.

Si han sido capaces en Política Territorial de crear normas que si perjudican a Gran Canaria son buenas, como cojan los aeropuertos son capaces de obligar a que los vuelos aterricen en Tenerife y luego nos mandan los pasajeros en Fred Olsen, que es su compañía, y no en Armas que es canariona, logrando así aumentar las estadísticas de viajeros.

Pero ya no es solo el de El Sauzal, la señora Oramas se atrevió a decir que el aeropuerto de Tenerife Sur era el tercero de España. ¿Y cuál es el primero, y el segundo y el cuarto? Le suena algo Madrid, Barcelona, Gran Canaria, Palma de Mallorca, Málaga,?

Clavijo, no Viera sino Fernando, se descuelga diciendo que la privatización de Aena "es un monopolio en manos de intereses privados" al que también le pregunto ¿y qué es el Parlamento de Canarias? ¿No es lo mismo, pero en manos de ineptos antisociales en defensa de los intereses de ATI y adláteres? La gestión pública que ha venido haciendo la Comunidad Autónoma ha sido siempre un verdadero desastre con costes insostenibles por el enchufismo, amiguismo e intereses particulares. Si se gestionase como empresa privada otro gallo cantaría pero, claro ¿qué saben de empresas, cuando han tenido que generar riqueza para pagar a sus empleados la seguridad social, más el sueldo de ellos, más las correspondientes pagas, etc, etc? La gestión de cualquier aeropuerto pasa por lograr el mayor número de frecuencias ya que con ello se logra abaratar costes sin tantos consejeros y sin tantos enchufados y familiares y al hacerlo así se podrán bajar las cuotas de las compañías aéreas y los costes de los billetes. Simplemente, lógica. Gran Canaria se consolida un año más como el primer aeropuerto del Archipiélago y el Puerto de La Luz, también como el primero. En Gran Canaria, tanto en su aeropuerto como en el Puerto, están las fuerzas armadas aéreas y navales, no solo de España sino de la OTAN, cosa que nunca debemos olvidar, ni menos jugar con ello, estando a tan poca distancia de la yihad, al alcance normal de cualquier misil, y no me imagino a Paulino, ni a Clavijo y menos a Berriel, después de las marañas administrativas que son capaces de inventar, dando instrucciones sobre si deben despegar los aviones militares canarios con las siete estrellas y ordenando zarpar al Porteño, Tomas Morales, San José, Portuarios y demás a defender nuestras costas.

Señores, dijo Henry Kamen: "La capacidad del nacionalismo para el autoengaño es ilimitada y negociar con ciertas de sus categorías es un viaje por el desierto".

Déjennos tranquilos con Aena, el más tonto de ellos lo hará mejor que ustedes.

Compartir el artículo

stats