Los 54 internos del Hospital San Roque en Guía se están encontrando con una incomodidad que no se imaginaban. El servicio médico y la atención personal resultan satisfactorias, cercanas a la perfección. Pero como tal condición no es de este mundo, los residentes sufren problemas de conexión televisiva desde hace semanas. Apelan con estas líneas a Brígida Mendoza para que sea sensible a la terapia televisiva, tan reconfortante y agradecida.