Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La que se avecina

La trama Trump

En USA continúa el carnaval de precandidatos presidenciales republicanos; espectáculo casi circense que llena los medios de imágenes y disparates: Donald Trump insulta a las minorías y propone deportaciones masivas; otros, kilométricos muros como el de Berlín. Los candidatos a ser candidato ocupan los medios y hacen mucho ruido. Las no tan pocas nueces son que los medios se ocupen menos de Hillary Clinton y -muy especialmente como señala Vicenç Navarro- menos aún de Bernie Sanders, "socialista" (mala palabra en USA), aspirante demócrata ubicado a la izquierda de Hillary y que está pisando muy fuerte en Vermont, pequeño estado de Nueva Inglaterra, y uno de los primeros en votar en USA. El fenómeno Sanders mimetiza en pequeño al de Corbyn en el Reino Unido: aglomeración de seguidores, entusiasmo, muchos, muchísimos jóvenes... Es algo similar (aunque en menor escala. Vermont es muy pequeño) a lo que pasó con Syriza en Grecia, con el 15-M y Podemos en España y está ocurriendo con Corbyn en el RU. Los tiempos están cambiando.

Hay todo un sector del electorado, mayoritariamente joven, que quiere agotar -ahora, ya- las posibilidades de cambio -y progreso- que ofrecen la democracia y la izquierda. Ese sector tiene un fuerte componente generacional. Si bien Sanders (73 años) y Corbyn (66) son mayores, sus entusiastas seguidores, y buena parte de sus equipos, son jóvenes, como lo son Tsipras (41), Pablo Iglesias (36) y su gente (Echenique, 37; Errejón, 31).

Z Los tiempos están cambiando

Syriza, la izquierda radical, ganó el poder en Grecia por primera vez en la Historia, Podemos ya pesa mucho en España y apunta a ser decisivo en las próximas elecciones generales; y en el mismísimo Reino Unido, el izquierdista Corbyn se está llevando al agua el gato del Partido Laborista. Francia e Italia han estado al margen. Hasta ahora. Tienen en el poder a dos semivírgenes pseudosocialistas: Hollande y Renzi, veletas bien aceitadas para girar con el primer golpe de viento. Venga de donde venga. Pero en Grecia, en España, y ahora en el Reino Unido -¡extremadamente importante: 65 millones de habitantes!- éste resurgimiento, este auge, de la izquierda radical es ya un hecho. Puede que Corbyn finalmente no sea elegido -las presiones son muy fuertes y la lucha interna debe ser tremenda- y por supuesto Bernie Sanders no será elegido candidato en USA (al menos por ahora). Pero los tiempos están cambiando. Y mucho.

Compartir el artículo

stats