Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Padres por desigual'

No hay quien se ría

Una de las peores pesadillas relacionadas con el cine es que alguien decida juntar a Will Ferrell y Mark Wahlberg en un reparto. Y que esa concidencia se produzca en una comedia. Y que esa comedia sea tan horrible como Padres por desigual, título incomprensible en español para Daddy's Home, que no es que sea la pera pero al menos tiene algún sentido.

Los créditos del codirector Sean Anders ya son suficiente motivo para preocuparse (Cómo acabar sin tu jefe 2, Desmadre de padre, Sexdrive) pero aquí supera todas las malas expectativas con una cinta de humor banal hasta el hartazgo que vive de las rentas del único chiste que puede provocar una sonrisa. Con peores puntos de partida se han hecho comedias estimables en la historia del cine pero no es el caso: Ferrell y Walberg compiten a ver quién resulta más insoportable. En comparación, Los otros dos, donde ambos actores se vieron las caras hace un lustro, es una obra maestra de la comicidad.

Compartir el artículo

stats