Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos veces breve

La consulta imposible

Partiendo de la base de que antes o después habrá que hacer una consulta en Catalunya, es evidente que en el actual marco constitucional no puede hacerse. Desde luego, la Constitución prevé la posibilidad de realizar referéndum, pero lo que no admite es que su objeto sea la secesión de un pueblo de España. Esto quiere decir que una consulta sólo sería posible si se reforma la Constitución, para establecer a quién habría que preguntar (¿a los ciudadanos de ese pueblo?, ¿a todos los españoles?). Cualquier camino distinto de la reforma constitucional sería una franca ruptura de la legalidad, un engaño, una excusa para no pactar o las tres cosas a la vez.

Compartir el artículo

stats