Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con otra cara

Ridículos acosadores

Hay quien la describe como la mujer más bella del planeta, triunfa como modelo y actriz, es además embajadora de Unicef en el Reino Unido y todo lo que toca se convierte en oro como su lanzamiento de una campaña viral contra el cáncer de mama. Hablo de Rosie Huntington, una mujer triunfadora que, sin embargo, de adolescente sufrió el acoso de sus compañeros de colegio porque tenía los labios carnosos y porque el pecho se le desarrolló tarde. Imagino lo ridículos y estúpidos que deben sentirse quienes la llamaban "labios de besugo" y se reían de ella y que ahora matarían por que les devolviera una llamada de teléfono. No siempre, pero a veces en la vida hay una cierta justicia.

El caso de la modelo británica ha de servir de ejemplo para los miles y miles de niños y niñas que son acosados en la escuela. El de Huntington, y el de muchos actores o músicos famosos en los que los adolescentes acomplejados o víctimas de bullying pueden reflejarse porque también sufrieron las burlas y el desprecio de sus compañeros de clase. Tom Cruise ha confesado que lo pasó fatal en su adolescencia por su dislexia y su baja estatura. A la actriz Kate Winslet sus compañeros le decían que era una bola de grasa y sufrió ácidas burlas por su peso. A Eva Longoria la llamaban fea y en su propia casa le decían que era un "patito feo" y Bruce Willis sufrió ataques constante de sus compañeros en secundaria por su tartamudez, algo que, obviamente, ha superado. A la actriz Kristen Stewart la machacaban porque decían que tenía aspecto varonil y vello en las piernas y su coprotagonista en Crepúsculo, Robert Pattinson, también recibió insultos y golpes por querer "hacerse el actor". Demi Lovato ha confesado que aún arrastra problemas que tiene que superar por ser objeto de bullying hasta el punto de que se negó a ir al colegio y le dieron clases en su casa. Selena Gómez asegura que en su adolescencia tenía mucho miedo porque era pequeña y no pertenecía a ningún grupo, algo similar a lo que ha confesado Miley Cyrus, quien ha contado que llegaron a encerrarla en el baño por mucho tiempo y que se burlaban de ella porque era menuda y muy delgada. Reinas del pop como Rihanna, Madonna o Lady Gaga también han asegurado haber sufrido acoso en la escuela. Lady Gaga, por ejemplo, ha contado que sus compañeros la llamaban gorda, se metían con ella por su nariz grande y su sobrepeso y no encajaba en ningún grupo.

No está de más que los adolescentes que sufren bullying tengan estas historias presentes y sigan adelante con fuerza. Al fin y al cabo, como ha declarado Cara Delevingne, "tu éxito es la mejor venganza".

Compartir el artículo

stats