Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desde mi noray

Los tiempos cambian

El Puerto de La Luz es un reflejo diario del acontecer marítimo y un escaparate permanente de toda la evolución que experimenta el mundo del transporte por mar. El mejor reflejo lo tenemos en nuestros muelles y fondeos donde se muestra la evolución de esta actividad de una forma notoria. Si ayer contemplábamos los buques a vela de navegaciones oceánicas para dar paso a las naves a vapor movidas por carbón y más tarde por petróleo, hoy vemos a los grandes barcos ya sean graneleros, petroleros, porta-contenedores, rolones, cruceros y hasta las torres petrolíferas, sin olvidar a los navíos investigadores, todos ellos movidos por turbinas de gas.

Todo ello es una demostración de que los tiempos cambian y como tal tienen un directo reflejo en las aguas de la bahía de Las Palmas de Gran Canaria. Si ayer divisábamos atracados en el muelle de León y Castillo a los trasatlánticos de las rutas intercontinentales que observábamos desde las atalayas de la ciudad, hoy vemos en su lugar a los buques porta-contenedores que llegan para dejar carga o hacer transbordos. Si en el muelle Reina Sofía llegamos a ver amarrados a los supertanques inactivos junto a otros barcos que venían a descargar graneles líquidos o sólidos, así como grandes pesqueros congeladores a reparar, hoy día vemos que los citados atraques han sido sustituidos por gigantescas plataformas petrolíferas y barcos similares.

Si nos adentramos en el corazón de Las Palmas de Gran Canaria, en el muelle de Santa Catalina, que fue el primer contradique que tuvo el Puerto de Refugio de La Luz, con aquel movimiento de los correíllos interinsulares y los buques-correo de carga y pasaje de los servicios Península-Canarias, pasando por los primeros pesqueros que operaban en el banco canario-sahariano, hoy contemplamos ese desfile constante de los principales cruceros del mundo que nos han traído esta temporada unos 800.000 turistas. Es el ayer y hoy de un recinto que sigue vivo y en plena renovación.

Compartir el artículo

stats