Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubén Reja

Duelo de contrastes

El mejor ataque contra la mejor defensa. Precisión contra contención. Toque y goles contra estrategia y oportunismo. La hora de la Champions cita a un duelo incómodo en cuartos de final al FC Barcelona y al Atlético de Madrid.

La fría estadística cae del lado blaugrana de forma estrepitosa. Treinta y nueve partidos sin morder el polvo (la racha acabó con derrota ante el Real Madrid el pasado sábado), un juego de fantasía y 106 goles entre el tridente más mortífero del mundo (Messi, Suárez y Neymar) durante esta temporada son los argumentos que convierten al Barcelona en el rival más letal en Champions y uno de los favoritos para revalidar el triunfo.

A esto se le une que desde la llegada de Luis Enrique al Camp Nou, los culés sólo han conocido la gloria sobre los colchoneros: seis victorias en seis enfrentamientos.

Partidos estos, no obstante, que han sido un dulce sufrimiento para el Barça, que siempre tiró de un inspiradísimo Messi para doblegar a los de Diego Pablo Simeone.

El Cholo, en el único precedente en Copa de Europa entre Barcelona y Atleti, tiene en la retina cómo superó a los blaugrana hace dos ejercicios. El argentino tendrá que apuntalar al máximo el muro de ladrillos rojiblanco para tener alguna posibilidad de doblegar al todopoderoso FC Barcelona.

Un equipo que siempre tiene hambre de gol y que querrá resarcirse de la derrota en liga contra el Real Madrid de este pasado sábado. El FC Barcelona, herido en su orgullo, puede ser la bestia negra más peligrosa a la que se enfrentan los colchoneros, que sueñan con pisar otra final en la Liga de Campeones.

Todo está preparado, por lo tanto, para disfrutar de un duelo de contrastes, que destilará pasión y quién sabe si al futuro emperador de la vieja Europa.

Compartir el artículo

stats