Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La que se avecina

Tango de la viuda

Obama bailó el tango en Buenos Aires con una tanguera profesional que levantó la rodilla justo para la foto y ocultar que él no sabía ni dónde pisaba. Rajoy lo baila -en sentido figurado, se entiende- en Madrid con Rita Barberá para que no quede desaforada, y reaccione desaforadamente como Bárcenas.

En la Argentina, Néstor Kirchner había puesto a su esposa de presidenta para seguir mandando él; pero un inoportuno infarto lo borró del mapa y tuvo que mandar ella sola. Y cuando terminó el primer mandato, como los argentinos tienen alma de culebrón sentimental y tanguero, reeligieron en masa a la pobre viuda... que se hizo viuda rica, multiplicando su patrimonio por 2000 o así. Dicen, y tienen pruebas.

De esta concatenación de sucesos, y otros, el poder allí le vino a caer a Mauricio Macri -expresidente de Boca- a pedir de boca. Ahora manda la derecha. Los transportes y la luz subieron un 300% o así, y los despidos de a decenas de miles. Mauricio no es un micro Macri sino un macro Macri. Rajoy le debería pedir consejo, pues MM lo hizo todo con minoría en el Congreso.

Z USA

En USA frente a los triples marcados por Trump, que lo llevan a seguro candidato republicano, parece claro que las elecciones generales las ganará la Hillary. ¿A quién llevará de vice? No se sorprendan si lo lleva a Bill, su marido, para que tenga un cargo más honorable que el de Primera Dama varón. Y/o repetir lo de los K en la Argentina. Porque Bill de eso de gobernar sabe mucho más que ella, que metió la gamba con los emails y -mucho, pero muchísimo más- con Libia, donde se serruchó a Gadafi (¿Khadafi?), algo esperpéntico, pero negociador, inteligente, y el único que controlaba Libia, país nada liviano, imposible de controlar sin él.

Es todo un Juego de Tronos aunque sin desnudos. Por ahora. Nunca se sabe.

Compartir el artículo

stats