Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A la intemperie

Pobre Kant

Hasta ahora he logrado ignorar qué rayos es Pokémon Go. No sé cuánto tiempo perseveraré en mi ignorancia porque estoy rodeado, pero de momento me mantengo al margen. No al margen del todo, claro, eso es imposible, pero sí de su sustancia, si la tiene. Sé que se practica en la calle, y con el móvil, nada más. Tampoco me pregunten quién ganó la Liga, ni la Champions. Estoy al tanto de que existe el fútbol, sé incluso que la señora de Casillas se llama Sara Carbonero y que hace un programa de moda (de qué si no) en televisión, pero tendría dificultades para explicar en qué cosiste el fuera de juego.

Ahora estoy intentando averiguar a qué llamamos "Internet oscuro". Sin prisas. Lo tengo anotado en un cuaderno, junto a la lista de la compra, y cuando ordene la despensa, quizá me ponga a ello. El problema es que para investigar sobre el Internet oscuro tienes que entrar el Google y teclear las dos palabras. Quién me dice a mí que a los dos minutos de estar leyendo artículos sobre el asunto, no llaman a la puerta y es la policía.

- ¿Qué desean? -les digo en mi imaginación.

- Las preguntamos las hacemos nosotros. ¿Qué busca usted en el Internet oscuro, armas, drogas, sexo prohibido?

- Solo me mueve el afán de saber.

-Si tanto le mueve ese afán, díganos en qué canal de televisión trabaja Sara Carbonero.

- Pues ahora no caigo.

- A lo mejor sí cae, a lo mejor se caído con todo el equipo por intentar averiguar cosas prohibidas. Coloque las manos en la espalda.

Como vemos, todo tiene sus peligros. Ahora mismo, busca uno Kant en Google y el metadato de esa búsqueda llega a un departamento de la CIA que se comunica con el ministerio del Interior.

- ¿Ustedes no ha eliminado la filosofía de los estudios? -pregunta el agente al ministro Fernández Díaz.

Si a la respuesta afirmativa del ministro, le informan de que hay un tipo en España interesándose por Kant, igual me aplican la Ley Mordaza. O sea, seis años. Mejor centrarme en Pokémon Go.

Compartir el artículo

stats