Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciencia en un tuit

Camiones autónomos

Tras recorrer 200 kilómetros, un camión entra en Colorado Springs y reparte 2.000 cajas de cerveza Budweiser. Esta noticia podría parecer poco impactante, pero falta un dato por reseñar: el camión viajaba sin un conductor al volante. Otto -la empresa de camiones autónomos o autoconducidos responsable de la entrega- ya había anunciado que comenzaría con este sistema de reparto el próximo año, pero parece haberse adelantado incluso a sus propias predicciones.

Al igual que el coche autónomo de Google y otras iniciativas de conducción autónoma, Otto se enfrenta a un paisaje legal incierto. En la mayoría de los países no existe aún legislación alguna sobre los vehículos autoconducidos, lo que le impide realizar un despliegue comercial a gran escala.

Compartir el artículo

stats