Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desde mi isla

Por amor a España... déjeme dudarlo

"España, porque la virtud, en ti añoro / Pocas veces río y muchas lloro"

Se puede uno reír con desprecio, cuando lee en un periódico, de tirada nacional: "El PSOE, logra sacar a España del bloqueo y evita otras elecciones". Se trata, simplemente, de una postura oportunista e interesada, azúcar y miel para diluir una empalagosa mixtura de Golpe de Partido, que acabó con Pedro Sánchez, por un camino no fue el adecuado. El honor volvió a ser pisoteado por un grupo de "veteranos" de la política, eterna costra adherida al poder y al dinero, que impide que crezcan las nuevas raíces del árbol y circule libre y fluidamente la savia. Honor que enflaquece desde que en Suresnes el PSOE, se proclamó republicano y respetuoso con los intereses de las Comunidades. Honor que se hundió, aún más, cuando lo de "OTAN, de entrada NO", modelo actual de "PP, de entrada NO". Este último Golpe es una mácula, por la que se pasa de una elección cuasidemocrática a un motín rocambolesco, donde se volvió a probar el poder, de unos cuantos, sobre las bases que se pretenden manipulables. Veamos la Comisión Ejecutiva del PSOE. La preside el sospechoso Chávez y entre sus integrantes están Pepiño Blanco, Zapatero, LeirePajín, junto a una larga lista de "ex" a los que hay que unir a los "disidentes" Corcuera y Leguina, que han sacado Cátedra en la 13, TV de los Obispos. El Partido acaba de consumar su penúltimo error, escorándose aún más a la derecha, en parálisis progresiva de su parte izquierda, sin ideas, sin doctrinas, caído ya en el abismo de Bergson, donde no hay espacio ni tiempo, imperando el cofradismo y el materialismo.

Según el Diccionario de la Lengua, abstenerse tiene una definición que viene muy al caso: "No participar en algo a lo que se tiene derecho. Como, por ejemplo, votar". Curiosamente una palabra, con cierta similitud -absterger- se define como "Limpieza y purificación de materias viscosas, sórdidas y pútridas": La confrontación de las dos palabras nos ofrece reflexiones: ¿Puede un partido político, abstenerse, evadirse, camuflarse, en cualquier decisión parlamentaria?. ¿Puede el PSOE, como ha hecho, presionar a sus diputados para que no voten, en la dualidad del si y el no, privándoles de su libertad y de su deber?.. No será que la actitud del PSOE, más que salvar a España (otro pretendido salvamento más, en nuestra tortuosa Historia) pretende salvar sillones, solares y salarios? ¿No nos llevará esto a la alianza de fuego en que se pretenda quemar los casos Gurtel, Bárcenas, Púnica, ERE, Cursos de Formación, etc?. Madera hay, más que suficiente para quemar. ¿No es esta la España que muchos esperan y desean para esconder y seguir acumulando rapiñas? El avión espera para volar, la inflación de juicios, concatenados unos con otros, largos, tediosos, que aburran al público y adormezcan su interés. Entrarán también, otros procesos, que esperan las sombras de la noche, algunos se amparan ya en ella, como el caso del fiscal que defendió a una acusada llamada Cristina para pasar desapercibidos. Y volverán a votar, a sabiendas, la corrupción, la mentira, las diferencias sociales, la pobreza... los mismos de siempre. Aquellos a quien Bertrand Russell acusa de falta de conciencia absoluta.

Personalmente, ante tanto error y tanta calamidad, recurro al poeta canario Pedro Lezcano (La Maleta): "¿ ?y yo voy a marcharme acaso reculando? / ¿voy a dejar que crezca / sobre la tierra mía/toda la mala hierba? / ¿Voy a volver la espalda / al forastero que vendrá con sus máquinas de guerra/a ensuciar de herrumbres las auroras / de miedo las conciencias?" Toma nota PSOE: cambia los forasteros y máquinas de guerra por expolíticos activos (costra) y mentiras y abre las ventanas para que entre aire nuevo que traiga la juventud, cabalgando sobre la virtud. Eso parará tu notable deterioro, exculpándote de los que te han hecho recular y han permitido que crezca sobre la tierra de todos, la mala hierba.

Compartir el artículo

stats