Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Durán

Reseteando

Javier Durán

Periodista

El sindicato de los padres

Si me reclamasen para los Reyes Magos una petición muy social, directísima al corazón de la sociedad, no dudaría en señalar la esperanza de que un PP en minoría cerrase un gran acuerdo para un Pacto por la Educación en España. He leído una entrevista del italiano Massimo Recalcati, psicoanalista, ensayista, profesor universitario y autor de En la hora de clases (Anagrama) , y he visto aun más urgente la necesidad de lograr unas bases sólidas para elevar la autoestima de la enseñanza. El ensayista fija el objetivo de su crítica en la alianza que han formado padres e hijos en detrimento de la integrada, de manera tradicional, por progenitores y docentes. Recalcati subraya que este cambio en la escuela ha traído consigo que los profesores siempre estén bajo sospecha, ante los padres, desde que establecen una exigencia disciplinaria a un alumno. Y al respecto señala que "los padres son ya los sindicalistas de los hijos", y cita como ejemplo la rebelión de las familias por los excesivos deberes que según ellos les ponen a sus hijos en las escuelas. Y remata: "No hay aprendizaje sin esfuerzo, el estudio necesita empeño, dedicación y constancia". Escrutador de los males de la hipermodernidad, diagnostica: "El niño es el rey de la familia; todo debe ser sometido a sus exigencias. Es una metamorfosis antropológica; ya no es el hijo el que tiene que hacer cuentas con la realidad, sino que es la realidad la que tiene que plasmarse según el capricho del hijo". Una reflexión no sólo a enmarcar para la protección del saber en la escuela y para los maestros, sino también para ser equilibrados a la hora de establecer compensaciones justas. También para conseguir el sosiego suficiente para no dejarnos llevar por la vorágine, y convertirnos en cómplices de los caprichos con consecuencias. Todo esto depende, desde luego, de lo que ocurre en las aulas, del descarado recorte presupuestario sobre la enseñanza, de su politización extrema, de la intervención católica en el conocimiento... Los años de cenizas empiezan a pasar factura, a crear un modelo indomable.

Compartir el artículo

stats