Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OBSERVATORIO

El Poseican cumple 25 años

E pasado 7 de febrero se cumplieron 25 años de la firma del Tratado de Maastricht. La Declaración número 26 del mismo supuso un avance muy importante para Canarias, puesto que con ella se incorporó al derecho primario europeo, por primera vez, una mención expresa a las regiones ultraperiféricas, implicando por tanto, la consagración jurídica del concepto de "ultraperifericidad" y reforzando con la misma su peso político. Además se trata de una circunstancia sin límite temporal en su duración, puesto que dicha Declaración permite que un trato particular sea posible mientras "exista una necesidad objetiva".

Este reconocimiento se ha reforzado años después con el artículo 349 del vigente Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y se ha consolidado con la reciente Sentencia Mayotte como veremos más adelante. Por otro lado, aunque el Poseican (programa de opciones específicas por la lejanía y la insularidad de las Islas Canarias) se aprobó en 1991, no entró en vigor hasta el 1 de julio de 1992, por lo que también va a cumplir 25 años de existencia.

Entre sus objetivos podríamos destacar los siguientes: adaptar las políticas comunitarias a la realidad de las islas, compensar los sobrecostes de abastecimiento de ciertos productos y fomentar también las producciones canarias a las que la política agrícola europea le era de muy poca aplicación en ese momento.

En resumen, el Poseican trató de compensar los costes y problemas que iba a provocar la integración plena de las islas en la, entonces llamada, Comunidad Europea.

Mirando hacia atrás, podemos afirmar que han sido 25 años positivos para Canarias y que el cambio de modelo hacia una mayor integración fue, en mi opinión, un acierto.

Sin duda, hay muchos hechos relevantes en todos estos años, pero destacaría uno reciente y que tendrá mucha importancia en nuestro futuro: la sentencia número 813 del 15 de diciembre de 2015 del Tribunal de Justicia de la UE, más conocida como sentencia Mayotte.

Aunque se refiere a la ya mencionada región francesa de Mayotte, la misma reconoce y confirma que la aplicación del vigente artículo 349, que permite la adopción de medidas específicas para las regiones ultraperiféricas, hay que interpretarla en sentido amplio y que la lista de materias que recoge dicho artículo para una regulación diferente en las RUP no es exhaustiva ni limitativa y que, asimismo, dichas medidas particulares se pueden aplicar también al derecho derivado europeo, es decir a los reglamentos y directivas.

Pero hay que tener presente lo que dijo Karl Popper y es que: "El futuro no existe, es nuestra responsabilidad". Y ante el futuro incierto y complejo que ahora mismo tenemos en el horizonte europeo, me gustaría destacar cinco elementos que nos van a afectar y para los que tenemos que trabajar y prepararnos.

Z La aplicación de la sentencia Mayotte

Gracias a la misma, la realidad específica de cualquiera de las RUP debe prevalecer sobre la norma común de la UE, siempre que se justifique adecuadamente con hechos y datos objetivos la necesidad de una regulación especial en el derecho comunitario. En definitiva, hay que acreditar la existencia de un vínculo entre la medida específica prevista y las características y exigencias especiales de la región ultraperiférica de que se trate.

Esta nueva base jurisdiccional es un gran refuerzo y espaldarazo a la singularidad de la ultraperiferia, siempre que seamos capaces de justificar adecuadamente cualquier modulación o adaptación normativa que necesitemos.

Z El 'brexit'. Problema y oportunidad

Una de las muchas consecuencias de la salida del Reino Unido de la UE es que se va un contribuyente neto muy relevante al presupuesto comunitario, esto provocara previsiblemente que España a partir de 2020 se convierta, a su vez en contribuyente neto de la Unión. Este hecho puede hacer también que el peso específico de nuestro país aumente de manera notable en el ámbito europeo puesto que nos convertiremos en la cuarta economía de un club de veintisiete miembros.

Por otro lado, además de ser uno de los principales emisores de turistas a nuestras islas, el Reino Unido es un importante destino para nuestros tomates y pepinos, así que habrá que vigilar cómo quedará regulado ese tráfico comercial en el futuro, sin olvidar que la subvención al transporte para nuestros envíos agrícolas es solo posible, actualmente, dentro de la Unión Europea por lo que hay que planificar una estrategia para que la misma pueda continuar después del brexit.

Z El nuevo marco financiero europeo después de 2020

En los próximos meses se pondrán sobre la mesa en Bruselas los primeros documentos sobre el futuro marco financiero plurianual 2021-2027. En ese nuevo marco ya no estará el Reino Unido, que aporta actualmente más de un diez por ciento de su cuantía, por ello habría que suponer que el nuevo marco será de una cuantía inferior al actualmente vigente de 2014 a 2020. Y esta previsible bajada de recursos en el presupuesto europeo tendrá, presumiblemente, un reflejo financiero en todas las políticas comunitarias.

Z El mercado digital europeo

Actualmente se está trabajando en poner en marcha cuanto antes el mercado único digital europeo con el objetivo de eliminar las barreras nacionales a las transacciones efectuadas en línea, pues se considera que aumentar el comercio electrónico generará beneficios tangibles para todos, además de crear nuevos nichos de negocio y modelos empresariales.

Pero Canarias, a día de hoy, no puede participar de dicho mercado único digital, al menos para los bienes físicos, puesto que no formamos parte del territorio fiscal europeo. Considero que habría que estudiar y valorar la posibilidad, que teóricamente es posible, de armonizar nuestro IGIC, al que no debemos renunciar de ninguna manera, ante las instituciones fiscales de la Unión Europea para poder así participar plenamente de esa nueva faceta del mercado único.

Z La nueva estrategia europea para las RUP

La Comisión Europea tiene previsto adoptar a fines de este año una nueva comunicación sobre las RUP donde presentará una renovada estrategia de actuación para las mismas, con vistas al futuro periodo que empieza en 2021. Para ir trabajando en esta comunicación se ha convocado los próximos 30 y 31 de marzo en Bruselas al cuarto Foro RUP bajo el título de Las regiones ultraperiféricas, enclaves de Europa en el mundo: hacia una estrategia renovada.

Este foro es una magnífica ocasión para que desde Canarias se presenten a la Unión Europea nuestras propuestas, iniciativas y perspectivas de crecimiento y desarrollo para los próximos años.

Compartir el artículo

stats