Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Durán

RESETEANDO

Javier Durán

Periodista

¿Va a dimitir Casimiro?

En 2011 el PSOE obligó a Casimiro Curbelo a desprenderse de su condición de senador tras trascender los avatares de una bolinga ruidosa en Madrid, que ahora, seis años después, pasa a ser un posible delito de resistencia grave en concurso con falta de lesiones leves, según el magistrado Luciano Varela del Supremo. El caso de la sauna, porque fue entre vapores donde se desencadenó el episodio, no fue suficiente para que renunciase como presidente del Cabildo -más de 20 años- ni para pensárselo a la hora de montar el chiringuito de ASG, con tres diputados regionales, con él a la cabeza. ¡Todo por los gomeros! La Justicia en este país es como el retoño de una parra dañada, le cuesta. Seis años después de que su señoría llamase "terrorista" y "borrachos" a los agentes del orden en un ataque de ira al interpretar que no lo auxiliaban a él, a su hijo y un amigo, reacciona en la víspera (por ayer) del juicio oral con la afirmación de que todo se ha "magnificado", y ya está. Por tierras de Murcia, Ciudadanos reclama la dimisión del presidente autonómico Pedro Antonio Sánchez, del PP, por tener que ir a declarar (se debate si está imputado o no) ante el TSJMU. No es una buena estrategia pedir dimisiones sólo cuando se ha firmado un pacto o por corrupción, como ocurre en Murcia, sino que el espectro debe ampliarse y que abarque la ejemplaridad democrática, la dignidad institucional y sobre todo cercenar de raíz acaparamientos de poder que resultan insólitos. Ni el Cabildo de La Gomera ni el Parlamento deben ser el refugio para un político a punto de ir a juicio por no respetar a la policía, y que hizo ostentación de su escaño como para apabullar a la autoridad. ¿O es que los canarios tienen que tragarse por los tiempos de los tiempos a estos extrañas boas de la política asentadas en el terruño a base de repartir dádivas?

Compartir el artículo

stats