Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CADA COSA EN SU SITIO

La culpa de todo la tiene España

Los Mossos d'Esquadra respetan la Constitución Española, de la que Junts pel Sí+CUP quiere desconectar a Cataluña. Por no hablar de otros valores, la policía autonómica conserva el sentido común que han perdido los dirigentes, y de esa sensatez participan explícitamente todos los cuerpos y sindicatos funcionariales. Si fuera tan fácil derogar unilateralmente las constituciones estatales, el mundo se vería reducido a un mosaico tribal sojuzgado por el más fuerte. En cualquier caso, si los desconectores pretenden que el Estado siga pagando a los Mossos y a miles de funcionarios en la imposible hipótesis de la secesión, el resto de los españoles, muchos en paro o con empleos basura, tendríamos derecho a poner el grito en el cielo, además de reclamar la propiedad de innumerables bienes patrimoniales en la cuota parte que nos pertenece. Estaría bueno que Puigdemont, Mas y el amenazante cantautor demodé se alzasen con el santo y la limosna, castigando además "gravemente" a quienes no les sigan.

Una parte de los catalanes, que no son los más a despecho del contubernio parlamentario, tienen un sentido muy peculiar de la propiedad. Lo ilustra el clan Pujol, que se cree ungido por eximentes de responsabilidad cuando roba, trapichea y evade. Uno de ellos ya está por fin en la cárcel y no será el último. Al igual que los turbios políticos desconectores, estos del clan creyeron que lo mío es mío, y lo tuyo también. "La culpa de todo la tiene España", clama el patriarca, descarando una de las claves del separatismo. Jocoso si no fuera tan sucio. Mucha literatura del parlamento local, eso sí, pero ni un solo documento sobre separación de bienes en el divorcio que pretenden por las bravas.

¿Sería diferente sin la presión de la CUP? Tal vez sí, tal vez no, pero es innegable que la sufren sin opción a comicios "plebiscitarios" que darían a Junqueras la mayoría de JxSí, con traslado de los antisistema a la bancada de gallinero. PdeCAT ex-Convergencia lo tiene crudo. Volviendo a la imposible hipótesis de la escisión, tal vez no han calculado lo que un tribunal internacional dictaminaría sobre el robo a España de una parte de España con todos sus bienes dentro y la pretensión añadida de que todos paguemos los gastos. Los sondeos "diplomáticos" de la secesión parecen de chiste: hasta ahora no han logrado un solo respaldo significativo, y estos portazos están a la vista de la población que idealiza el divorcio sin reparar en los costes. Para eso está la culpable España, faltaría más.

Mossos y funcionarios pasan de la "ley de transitoriedad" contra la obediencia a la impecablemente democrática y homologada Constitución del Estado. Ellos sí saben de qué hablan en el mundo real donde viven y trabajan.

Compartir el artículo

stats