Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

reflexión

Berlusconi se ahorra 1,4 millones al mes

Ya puede haber ahorrado Verónica Lario para ahora poder pagar los 45 millones de euros que tiene que devolver a su ilustre exmarido, Silvio Berlusconi. Todo producto de una sentencia por la que el ex primer ministro italiano lleva peleando desde 2011, cuando firmó un largo y complicado divorcio de la bailarina y actriz, madre de tres de sus cinco hijos. Resulta que Lario (su verdadero nombre es Miriam Rafaella Bartolini), de 61 años, logró un suculento finiquito por los casi 20 años de matrimonio más otros 10 de relación sin casarse con Berlusconi: una pensión mensual de 1,4 millones de euros.

Los abogados del empresario se pusieron a trabajar desde el minuto cero para evitar el desembolso de tal cantidad, sin embargo hasta ahora siempre habían dado en hueso. Pero el pasado jueves les llegó la buena nueva del Tribunal de Apelación de Milán, que declaró que Lario no tiene derecho a la pensión mensual y encima tiene que devolver todo lo que ha recibido por dos motivos: porque puede arreglárselas cada mes con sus ingresos propios sin que el todopoderoso presidente y fundador de Mediaset le pase el cheque, y porque sus tres hijos en común ya son independientes económicamente (el más pequeño, Luigi, va camino de cumplir 30 años).

Si la empresaria no ha ahorrado para poder devolver a su ex los 45 millones que según la justicia ha percibido de forma ilegal, parece ser que no tendrá dificultades. Verónica Lario puede tener muchos problemas, pero no económicos precisamente. Se le atribuye una fortuna de 16 millones de euros, además de joyas, inmuebles e inversiones. Entre éstas últimas figura una a la que, quizás, se animó por influencia del propio Berlusconi y su gusto por los medios de comunicación: la boloñesa (en la bella ciudad italiana nació en 1956) es una de las principales socias del periódico Il Foglio.

Algunos aventuran que tras este ansiado éxito judicial el ya octogenario Silvio Berlusconi (acaba de cumplir 81 años) podría estar sopesando su vuelta a la política. Precisamente en ésta ha encontrado la fórmula para vencer a Lario, pues la decisión del tribunal milanés se basa en una sentencia referida a la vida conyugal de otro político, el exministro de Economía Vittorio Grilli, quien en marzo pasado logró que el juez rechazase el aumento de pensión que le pedía su ex precisamente por considerar que ésta no lo necesita.

Así las cosas, habrá que esperar al siguiente movimiento del empresario milanés y cómo va a celebrar ese ahorro mensual de 1,4 millones. Por ahora ya podrá dar consejos al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, si ambos acaban encontrándose cara a cara en algún sarao político.

Si por algo fue célebre el líder americano mucho antes de llegar a la Casa Blanca fue por su sonado divorcio (hasta hace poco el más caro de la historia) de la checa Ivana Trump. Pero en su caso no le quedó más remedio que cumplir como un bendito y pagar. Algo de lo que ha sabido librarse Silvio Berlusconi.

Compartir el artículo

stats