LA PROVINCIA del sábado 25 de noviembre de 1967 informaba de que a mes y medio escaso de finalizar el año, el aeropuerto de Las Palmas se disponía a dar la bienvenida al pasajero un millón de los entrados en 1967, algo único en su historia. De esta forma, junto con Madrid, Barcelona y Mallorca, pasaría a formar parte de los que tenían categoría de 'millonarios'. Se le consideraría el personaje más importante de la isla podría calibrar el valor de la inigualable hospitalidad canaria.