Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

desde mi noray

El muelle de Sanapú

Todo empezó allá por la década de los años 60 del pasado siglo cuando la expansión del puerto de La Luz necesitaba una vía interior que uniera al muelle de Santa Catalina con el muelle Grande y para ello había que sacrificar toda la ribera desde el primitivo Real Club Náutico pasando por una serie de pequeños muelles y varaderos que se habían construido en los primeros años del nacimiento del Puerto de Refugio.

Así nacieron los nuevos muelles de Ribera Oeste y Norte, luego rebautizados en la década de los años 80, Sanapú y Refugio respectivamente, que servían para el amarre sobre todo de las embarcaciones inactivas como el viejo velero Marte y otras unidades especialmente pesqueros abarloados, más el nacimiento de la primera rampa fija en la confluencia de ambos muelles para que operaran los primeros barcos rolones que había adquirido la Naviera Armas que tuvo en dicha zona su primitiva terminal. También por esa época llegó al puerto de La Luz la primera naviera dedicada al tráfico de contenedores que recibía el nombre de Contenemar y cuyos primeros barcos llevaban los nombres de Leticia del Mar, Regina del Mar y Teresa del Mar y que empezó a operar con la instalación de las dos primeras grúas sobre raíles, para mover desde el muelle la carga y descarga de las gigantescas cajas metálicas de 20 toneladas.

Igualmente en ese muelle de Ribera Oeste la Autoridad Portuaria levantó un tinglado de dos plantas, que posteriormente ocupó la empresa hispano-soviética Sovhispan para atender la consignación de toda la flota pesquera de la URSS existiendo hasta un supermercado para la compra de sus tripulaciones. Pero todo eso es historia porque en esa amplia concesión ahora se ha levantado el acuario Poema del Mar que abrirá sus puertas este mes por primera vez.

Compartir el artículo

stats