Considerando que cada ocho horas es violada una mujer en España, considerando que al año se presentan miles de denuncias (que son más de tres denuncias diarias) por violencia de género, considerando que en un mismo puesto de trabajo cobra más él que ella, considerándolo, ¿seguimos viendo el feminismo, que pretende el cumplimiento de los derechos humanos como tales y no como derechos de los hombres, como una moda? Y en caso de que la respuesta sea afirmativa, ¿está mal que esté de moda?

El feminismo trata infinidad de temas, y no hablo de lo referente a la sociedad, al miedo a caminar sola de noche, a esa sensación de tener los pelos de punta cuando un hombre va en nuestra misma dirección durante más de 15 minutos? no, no hablo de eso. Hablo de que no hay justificación alguna para violar a una mujer, a una adolescente, a una niña. No es su ropa lo que justifica la acción, no es su forma de mirarte, no es su rostro y no es su manera de caminar, es la forma en la que aquella persona ha decidido pensar, pero ni siquiera eso debería ser por lo que se defiende a aquel que arrebata varios derechos a otro.

La violación de los Derechos Humanos no tiene justificación; así mismo, no la tiene la violación de una mujer. Y es que en esta sociedad, tristemente, no está claro que nada justifica el dejar a alguien sin el derecho a la libertad, a la seguridad de la persona y, en más casos de los que querría contar, el arrebato del derecho a la vida. Los derechos humanos nos pertenecen, o nos deberían pertenecer, a todos como iguales.

Tengo 15 años y 500 palabras para hacer entender al lector que la violación de una mujer es también la violación de los Derechos Humanos. Para hacer entender al lector que la igualdad también es un derecho, pero que no todos somos igualmente tratados, en este caso, como consecuencia del género. Tengo 15 años y esto me alerta sobremanera. Me alerta porque sé que a lo largo de mi vida tendré que luchar con desigualdades de género, así como con violaciones de mis Derechos Humanos y como mujer. Me alerta porque decir que soy feminista es sinónimo, para aquellos con los que hablo, de decir que sigo una moda. A todos estos, quiero deciros que sí, que tal vez tengáis razón tal como queréis oír, tal vez el feminismo sea una moda a la que me he unido, pero también quiero deciros que doy gracias.

Doy gracias a que el feminismo sea una moda y pido que se una todo el que pueda a ella. Doy gracias a que el feminismo sea una moda y que eso ayude a que los Derechos Humanos se perpetúen como tal, para todo ser humano, para ambos géneros. Doy gracias a que el feminismo sea una moda, y, solo espero que nunca deje de serlo.