Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

El riesgo de la emoción

El historiador del arte Kenneth Clark, guionista de la maravillosa serie documental Civilización, dice que el reto que se planteó cuando le encargaron la serie fue mantener la atención del espectador y que, para eso, hay que intentar no aburrir. Si se quiere presentar cada uno de los temas de Civilización en menos de una hora, añade Clark, no hay más remedio que simplificar, generalizar y, atención, arriesgar. Creo que Kenneth Clark da en el clavo cuando sostiene que la clave de un buen documental es que, dado que las generalizaciones son inevitables, esas generalizaciones deben ser arriesgadas. Por eso me gustó tanto This is Art (#0), la serie documental presentada por Ramón Gener que nos propone un viaje a las emociones a través del arte en doce episodios. En el primer episodio, Gener intenta descubrir nada más y nada menos que la fórmula artística del éxtasis y, para ello, decide arriesgar proponiendo una fórmula matemática que incluye el dorado de las iglesias bizantinas, la música de Bach, el placer, el color y el Poema del éxtasis de Alexander Scriabin. ¿Arriesgado? Por supuesto. Y entretenidísimo.

Gener generaliza cuando da una clase sobre Bernini en Roma. La conversación acerca del éxtasis artístico entre Gener y el pintor Sean Scully en la iglesia de Santa Cecilia de Montserrat incluye generalizaciones, del mismo modo que Gener arriesga cuando dice que el origen de la obra de Andy Warhol está en las tardes que pasó en su infancia en una iglesia bizantina. Gener no sólo arriesga en sus generalizaciones sobre la iglesia de Santa María Asunta y sobre la música de Bach, sino que también lo hace cuando nos sirve un hermoso homenaje a Nanni Moretti en su paseo por Roma en Vespa en la película Caro diario, cuando toca el piano y cuando explica la obra de Rothko mientras pinta para los espectadores un cuadro que es puro Rothko. Pero, sobre todo, Gener generaliza cuando busca fórmulas que expliquen el porqué de las emociones y arriesga cuando las encuentra en el arte, esa cosa cuyo valor no tiene nada que ver con el precio del Salvator Mundi de Da Vinci.

Compartir el artículo

stats