Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

'Operación Auschwitz'

El 27 de enero se cumplieron 73 años de la liberación del campo de concentración de Auschwitz por parte del Ejército Rojo. En el aniversario de la liberación La 2 emitió la sobrecogedora película El hijo de Saúl, dedicó su Noche temática al Holocausto y terminó con la programación de Hannah Arendt, una película sobre la filósofa que acuñó la expresión "banalidad del mal" para intentar explicar los horribles actos llevados a cabo por Adolf Eichmann. ¿Demasiado Holocausto para un sábado? No, demasiado poco. Piotr M. A. Cywinski, director del Museo de Auschwitz-Birkenau, lamenta en un artículo titulado "Lecciones de Auschwitz" que se enseñe la historia en las escuelas como si se tratara sólo de un estudio sobre el pasado, sin ponerlo en relación con el mundo de hoy, y no entiende por qué hemos permitido que los jóvenes aprendan más sobre la dignidad o la responsabilidad en La guerra de las galaxias que con los adultos o en los colegios. En un mundo en el que la memoria y la responsabilidad ya no coinciden, Cywinski se pregunta si vamos a dejar que Auschwitz forme parte de la historia o si, tal vez, habría que pasar el tema al departamento de matemáticas. Creo que la cuestión es importante, y soy partidario de estudiar lo que ocurrió en Auschwitz en clase de historia, de matemáticas, de geografía, de física, de biología, de religión, de ética, de lengua y de educación física. Y, en televisión, vería bien que se hablara de Auschwitz en Sálvame, en Operación Triunfo, en Chester, en Mi casa es la tuya, en Salvados, en Ilustres ignorantes y hasta en la información meteorológica. Como dice Enrique Moradiellos, recordar el crimen supremo de Auschwitz no es solo un deber de conciencia cívica, sino también un ejercicio de prudente prevención ante un segundo Auschwitz. Wilhem Reich se negaba a admitir que el nazismo fue producto de la ignorancia o una ilusión de las masas porque estaba convencido de que las masas lo desearon en un determinado momento y en determinadas circunstancias. Y eso necesita una explicación. Por eso la escuela y televisión, como alcaldesas nuestras que son, nos deben una explicación y esa explicación que nos deben, nos la tienen que pagar.

Compartir el artículo

stats