Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

'Zoon Politikon'

Faustino Cordón defendió que cocinar nos hizo humanos. Para Desmond Morris, sin embargo, es la ropa lo que más nos identifica y nos diferencia de los demás animales. Aristóteles, todo el mundo lo sabe, defendía que el hombre es ante todo un animal político. Ya tenemos Masterchef para celebrar las tesis de Cordón, y Maestros de la costura como homenaje a Morris. Ahora sólo falta un masterchef de la democracia, un maestros de la costura de la cosa pública que cierre el trío de las actividades básicas del ciudadano actual: comer, vestirse, votar.

Propongo llamarlo Zoon Politikon. En serio. Lo petaba. No bromeo. Una docena de candidatos a servidores públicos tienen que ir realizando pruebas bajo el escrutinio de un jurado implacable. Mantener una entrevista en la que defiendan a compañeros de partido acusados de corrupción. Debatir defendiendo posturas al azar que se le van diciendo por un pinganillo. Pactar con un partido en un ayuntamiento y con otro en otro. Salir airoso de hemerotecas en donde sostenían lo contrario de lo que sostienen ahora. El jurado estaría formado por Miguel Ángel Revilla, Celia Villalobos y José Bono. Lo terrible del asunto es que sin duda estos tres políticos aceptarían esta oferta de inmediato. El programa lo presentaría Cristina Cifuentes. Lo terrible del asunto es que sin duda esta política aceptaría esta oferta en cuanto pasen diez o quince días. Al concursante que gane se le ofrece encabezar la lista a la Comunidad de Madrid de Ciudadanos. Y el año que viene se emitiría la versión con niños Zoon Politikon Kids.

El único al que no le interesaría Zoon Politikon sería Sigmund Freud. Y tendría razón. Hemos llegado al punto de la civilización occidental en donde ya todo está preparado para la aparición del primer talent show sobre técnicas sexuales. En cuanto dimita Cifuentes y presente la primera temporada del talent show político dejaremos que Aristóteles le ceda el turno al doctor vienés. Hasta entonces seguiremos comiendo, vistiéndonos y votando.

Compartir el artículo

stats