Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

desde mi noray

La catedral del Atlántico

En las XVII Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias, que han tenido lugar esta pasada semana, organizadas por el Instituto Superior de Teología (ISTIC), se ha puesto de manifiesto a través de ocho ponencias, el gran papel jugado por el Cabildo Catedral de la Diócesis a partir del siglo XV en el desarrollo y protección sobre todo de la isla de Gran Canaria en los ataques piráticos sobre nuestras costas.

Como destacó el ponente don José Miguel Barreto, el citado Cabildo llegó a tener una flotilla de barcos para la protección de nuestras costas y también hasta una fragata artillada para hacer frente a las incursiones de los corsarios enemigos. Es más, cuando las necesidades de defensa lo demandaban, el propio personal del Cabildo se convertía en una compañía armada para acudir a proteger las costas de la Isla, especialmente en la zona de la ciudad contribuyendo con sus diezmos a pertrechar el Castillo de La Luz y otras defensas costeras. Por ello el papel del Cabildo Catedral fue decisivo no solo en la defensa de Gran Canaria a lo largo de los siglos XV, XVI , XVII y XVIII, sino también en la construcción de nuestra Catedral Basílica de Santa Ana que fue en su época la primera del Atlántico. Y como dato curioso en sus paredes hay piedras procedentes de la playa de Las Canteras y del Puerto de Santa María que traían los barcos como lastre que iban camino de América para embarcar aquí productos y viajeros para el nuevo continente. Esta labor se hacía a falta todavía de una cobertura administrativa con los ayuntamientos y cabildos que llegaron más tarde. Una prueba del papel jugado por el Cabildo Catedral la tenemos en que en el siglo XIX aportó dinero para construir el primitivo muelle de Las Palmas en la ensenada de San Telmo.

Compartir el artículo

stats