Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

la ciencia en un tuit

Hambre contra el dolor

El dolor es una señal de alerta; indica que algo está dañando nuestro organismo. Es una alerta necesaria, igual que las del hambre o la sed, para que nuestro cuerpo reaccione de forma adecuada.

Investigadores de la Universidad de Pensilvania han descubierto que la sensación de hambre reduce el dolor crónico e inflamatorio. Es como si ante dos estados de alerta como hambre y dolor, el cerebro prestase más atención al hambre y se olvidase un poco del dolor, pues entiende que el primero es más crítico para la supervivencia. En experimentos con ratones, tras 24 horas sin recibir alimento, éstos presentaron una disminución del dolor ante un estímulo inducido por un agente inflamatorio.

Este descubrimiento podría ayudar al diseño de nuevos fármacos analgésicos.

Compartir el artículo

stats