Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

Lo mejor de la dimisión

Las grandes cadenas interrumpen su programación para ofrecer en directo la dimisión de Màxim Huerta. ¿Qué es lo mejor?

Lo mejor es comprobar que La 1 y Canal 24 Horas empiezan a regenerarse, y en vez de buscar excusas para no alterar su parrilla, conectan y cuentan con pelos y señales lo ocurrido, algo que con los casos del PP eran incapaces de hacer.

Lo mejor es que la dimisión no fue causada porque expertos basurólogos hubieran hecho un dossier explosivo con su paso por El programa de Ana Rosa, sino por tributar irregularmente por esas ganancias. Ya es fatalidad, Al Capone cayó por lo mismo.

Lo mejor es que fue precisamente en Telecinco donde Pedro Sánchez había dicho que nunca permitiría que un responsable político creara una sociedad interpuesta para pagar menos impuestos. Ahora sabemos que, después de todo, Huerta no ve Telecinco.

Lo mejor es que ahora que Huerta es exministro puede volver a la tele sin meterse al fango si le dan un programa en La 2 tan chulo como a otros exministros como Eduard Punset ( Redes) o Manuel Pimentel ( Arqueomanía).

Lo mejor es que confirma que el mundo de la frivolidad y el cotilleo televisivo mueve mucho dinero.

Lo mejor es que descubre que, por lo extendido de algunas prácticas contables, muchos famosos televisivos ya nunca podrán ser ministros.

Lo mejor es que permitió a Wyoming hacer el chiste de que al final ha demostrado que sí era un buen deportista porque batió un récord de velocidad.

Lo mejor es que Huerta dijo "estoy al corriente con Hacienda" igual que Cristina Cifuentes podía haber dicho "estoy al corriente con Eroski". O sea, si te pillan, pagas.

Lo mejor es oír a su excompañera Ana Rosa Quintana. "Tendría que ampliar la explicación", dijo al estallar el caso. "No me gustó la intervención de Màxim ayer", dijo ya al día siguiente. Es improbable que en los once años que trabajó para ella, Huerta dijera nada parecido sobre aquel plagio de Sabor a hiel que Quintana había achacado a un "error informático".

Compartir el artículo

stats