Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

InTrececonomía contra laSexta

Las pataletas dan juego en la tele, pero son solo eso: pataletas. Al principio son entretenidas de ver si se reducen a simple espectáculo. Como cuando cambias de canal y caes en medio de una persecución. No sabes de qué va la peli, pero te quedas mirando un rato. Pero las pataletas, como las persecuciones, enseguida cansan.

La pataleta del otro día de Rafael Hernando cuando Gonzo, de El intermedio (laSexta), le preguntó por la penúltima sentencia de la Gürtel no estuvo nada mal. Ver a un portavoz en el Congreso huir de las preguntas de un periodista acusándolo de acoso fue un espectáculo que solo mejoraría si Hernando rompiera a llorar, dijera "te odio", y saliera corriendo a encerrarse en su habitación. Si la pataleta no tuvo el éxito televisivo que se merecía fue porque nuestro cupo de rabietas ya lo había llenado antes Celia Villalobos. Antes de la pataleta de Hernando, Villalobos se puso como un basilisco en Espejo público (Antena 3) mientras Susanna Griso ya no sabía qué cara poner. La señora diputada no soportaba ("¡Estoy cansada de oíros!") que el periodista Arsenio Escolar no admitiera que el nuevo Gobierno fuera ilegítimo, como ella decía y repetía cargada de esa razón que tienen siempre quienes no dejan hablar a los demás. Esta rabieta llegó poco después de su desplante a la periodista de laSexta Andrea Ropero a las puertas del Congreso. Y de enfadarse pero mucho, mucho, con otra periodista de laSexta, Ana Pastor, por ser todos tan requetemalos y chinchar tanto: "Os vais a aburrir muchísimo en laSexta sin tener al PP dándole caña todo el puto día".

Estas pataletas y otras similares que se ven entre algunos telespectadores tienen fácil solución. Si el éxito de laSexta está en hacer televisión contra el Gobierno, no sé a qué esperan Trece (ex13TV) e Intereconomía para dejar esas pequeñas chapuzas con las que se conforman, aprovechan su turno y hacen una programación que logre ser un referente informativo, con unos resultados ante grandes acontecimientos incluso mejores que TVE, con programas de éxito, y un espacio tan irreverente y divertido como El intermedio. Ánimo y al toro.

Compartir el artículo

stats