Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

análisis

Canarias renovable a la uruguaya

Un día como hoy, el 19 de junio de 1764, nació el libertador Artigas. De sangre canaria, es considerado el "padre" de Uruguay. La Laguna (Tenerife) y Agüimes (Gran Canaria) tienen un busto suyo, homenaje a miles de canarios y orientales que durante siglos han unido ambos lados del Atlántico.

Uruguay es el referente renovable de Sudamérica. Produce el 95% de su electricidad con renovables. Especialmente relevante, ya que en 2013, la eólica apenas cubría el 1% de la demanda y la economía uruguaya era altamente dependiente de un petróleo importado.

Canarias emite cada año a la atmósfera cerca de 7 millones de toneladas de CO2 por producir electricidad: el 92% con derivados del petróleo, 100% importados. Canarias emite más CO2 por su electricidad que todo el CO2 que emite Uruguay por el conjunto de su actividad (6,5 millones tonCO2 en 2016). Y si comparamos la economía canaria con la de otras islas europeas, Canarias emite más CO2 que Chipre y Malta juntas (12,5 MtonCO2 vs. 7+2,5).

Uruguay puso en funcionamiento su primer parque eólico en 2008; 10 años después, cubre con eólica más del 30% de su demanda eléctrica. En ese año 2008, Canarias producía 400 GWh eólicos; el año pasado, Canarias seguía produciendo 400 GWh eólicos, los mismos que hace 10 años.

A finales de 2015, Greenpeace publicó la mejor hoja de ruta para que Canarias se convierta en una sociedad baja en carbono antes del año 2030. Y comenzaba su informe con una afirmación rotunda y profética: Canarias puede transitar del petróleo a las renovables sin pasar por el gas natural.

Uruguay también diseñó su propia hoja de ruta a 2030 (en 2010). Incluía -cómo no- una planta regasificadora, cuya tramitación está paralizada. A día de hoy, su viabilidad pasa por dedicarla mayoritariamente a exportar gas natural a terceros. Porque Uruguay ha sabido transitar del petróleo a las renovables, en menos de 10 años, gracias a su particular revolución oriental eólica, fruto de la voluntad política del Gobierno Mujica, del innovador equipo de UTE -con el Doctor Ingeniero Casaravilla a la cabeza- y de la inversión internacional, liderada por emprendedores españoles.

El gas natural se está revelando como una energía de transición para la Europa continental e interconectada, gracias a las infraestructuras existentes, en su camino hacia una economía competitiva y de bajas emisiones, en el horizonte 2050. Pero, como ha quedado acreditado en la planificación de redes eléctricas 2015-2020 -con implicaciones muy relevantes para Canarias-, debe aplicarse la metodología europea de análisis coste-beneficio (Entso-e CBA) a todas y cada una de las inversiones a realizar en instalaciones cuya vida útil superará ampliamente el período transitorio. España ha cubierto su cupo de errores en energía; a partir de ahora, debemos compensar con creces el pasado para liderar el futuro con decisiones acertadas en el presente.

Compartir el artículo

stats