Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

opinión

Somos muy injustos con Messi

M i impresión del partido del sábado, mirá, es que se complicó demasiado, es obvio, frente a un equipo, Islandia, que es un equipo muy cerrado, que se sabía. Cada uno tiene su apuesta, su propuesta, y hay que aceptarlo.

Creo que Argentina, igualmente, sin jugar bien, pudo haber ganado ese partido, pero, éste, en el fútbol hay que convertir, y no pudo.

Haciendo un inciso, para hablar de Leo Messi y lo que se carga en su contra, la verdad es que los argentinos somos muy injustos con él, algunos. Unos cuantos argentinos somos muy injustos porque se erró el penal. Los penales los erran los que lo patean, no hay nada que hacerle. Los demás sólo miran. Y digo una cosa sinceramente: Argentina tiene que rezar para que siempre pueda estar Messi y que tenga ganas, que tenga espíritu, y que tenga deseos, porque si no, de lo contrario, puede costar, y puede costar mucho... Pero, se es muy injusto.

Este equipo, este plantel, tiene una vara muy alta. Aquí es sólo como que el existismo marca quee el único que sirve es el campeón, y en un Campeonato del Mundo, es muy difícil. Es muy difícil, en cualquier competencia, pero sobre todo en un Campeonato del Mundo acceder a una final, éste, no es fácil.

Contra Alemania y en el tiempo extra, en el Mundial de Brasil, le tocó caer a Argentina con todo, la dignidad, caer de pie, pero acá se es muy injusto. Es muy difícil pertenecer a un plantyel que lo único que sirve es si volvés campeón, si no, sos un perdedor o un fracasado.

Ése es un problema de los argentinos. Hasta que nos demos cuenta que, verdaderamente, no somos ni tan fenómenos, ni los mejores. Sí, hay buenos jugadores. Sí, hay elementos importantísimos, pero, de ahí a ser los mejores del mundo sin jugar, creo que es el error más grande.

Volviendo al partido frente a los islandeses, se crearon muchas opciones, obviamente. Todo el esfuerzo era de Argentina, no de Islandia, toda la responsabilidad era de Argentina, no de Islandia, así que. Bueno... Y también está lo otro...

Ahora, mañana -por hoy- el partido de Croacia... Si querés continuar lo tenés que ganar, y si no tenés que empezar a hacer muchos números en el caso de un empate y ver qué sucede en el último partido con Nigeria, que si ganás ese partido con cinco puntos considero yo que podés acceder.

Es decir, hay que hacer muchas matemáticas, pero creo que lo mejor de las matemáticas es apoyar al equipo. La mejor de las matemáticas es alentarlos y pedirle a Dios que no se enoje Messi, porque si algún día se fastidia, entonces sí que quedamos varados.

Compartir el artículo

stats