Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

Bendito bulo

Antes éramos tan ingenuos que con un bulo sobre el mundo de la televisión teníamos para varios años. Como aquella sorpresa que se habría llevado Ricky Martin cuando quería sorprender a una chica sorprendida con su sorprendente perro en Sorpresa, ¡sorpresa!

Ahora salimos a tres bulos por semana, aunque son menos divertidos. Como el bulo sobre Bertín Osborne. Sorprende que tantos hayan entrado al trapo de unas supuestas declaraciones en las que pedía que llevaran los refugiados del Aquarius al chalé de Pablo Iglesias cuando aceptamos sin problemas que en su famosa casa hayan dejado de mandar las medicinas que mensualmente enviaban a Venezuela a su suegra enferma como represalia por votar a Maduro.

Como el bulo sobre Celia Villalobos. Con todas las barbaridades que lleva a sus campechanas espaldas, le reprocharon su opinión (manipulada) sobre el caso de La Manada en Espejo público cuando precisamente estuvo impecable. Pablo Echenique se precipitó entrando al trapo y pinchó en hueso.

Como el bulo sobre la supuesta entrevista emitida en laSexta a un miembro de La Manada embozado. Si es por ganas de boicotear a esta cadena, no hace falta inventar entrevistas: ya el domingo en Liarla Pardo (como otras cadenas, por lo demás) persiguieron a estos señores por la calle a cara descubierta para intentar sacarles unas palabras anodinas, estúpidas y repugnantes.

Ahora estamos esperando que se desenmascaren más bulos. Por ejemplo, seguro que Jordi Cruz no cometió la torpeza de invitar a un concursante expulsado de MasterChef a trabajar en su restaurante después de la polémica por no pagar adecuadamente a sus trabajadores para mantener la rentabilidad del negocio. Y, sobre todo, seguro que no es verdad que Iñaki López consiguió que Eduardo Inda se largara del plató de laSexta noche con solo decir "Eduardo, si tú crees que en este programa no se respeta el derecho, tienes toda la libertad del mundo para largarte". ¡Bendito bulo, si esas fueran de verdad las palabras mágicas, nadie aguantaría más a Inda en su programa más de dos minutos!

Compartir el artículo

stats