Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

¿Me estás mirando a mí?

El cine clásico de los miércoles en La 2 nos ha devuelto a John Wayne en Río Bravo, a Marlon Brando en El padrino y, tatachán, a Rita Hayworth en Gilda. Ahí queda eso. Ni Wayne, ni Brando ni Hayworth se habían ido, por supuesto, pero tenerlos en la televisión pública significa el regreso de los clásicos a la tele de todos, en horario decente y sin cortes publicitarios. Sólo veo una manera de mejorar la fórmula del cine clásico de La 2: que, del mismo modo que cada película va precedida de un breve y sabio análisis, incluya un epílogo protagonizado por los espectadores que ven por primera vez a Gilda quitándose el guante. Sería un espectáculo.

¿Saben qué es más emocionante que ver la silueta de la Acrópolis recortándose en el cielo de Atenas? Ver la cara de los que se encuentran por primera vez con ese espectáculo insuperable. Las películas de terror y suspense producidas por el gran Val Lewton casi nunca mostraban el horror, sino la cara de los que se enfrentaban a ese horror. La idea que propongo como epílogo del cine clásico de La 2 está inspirada en los turistas que miran a los turistas que ven por primera vez la Acrópolis de Atenas y los personajes de las películas de Val Lewton que se enfrentan al horror sin que los espectadores veamos el horror. Los maravillosos diálogos de Gilda, la abrasadora historia de amor y odio que protagonizan Gilda y Johnny Farrell, la forma de moverse de estos dos gigantescos personajes del cine, su manera de mirarse, de tocarse o de herirse nos conmueven de tal forma que, como las caras de los turistas ante la Acrópolis o de los actores que se enfrentan al horror en las películas de Val Lewton, hacen que los espectadores de Gilda seamos dignos de formar parte del espectáculo.

Atenas sin la Acrópolis, el horror sin el horror y Gilda sin Rita Hayworth y Glenn Ford. Sólo las cosas más grandes pueden hacernos grandes. Mañana La 2 programa El padrino II. Cuando Michael Corleone diga a Frank Pentangeli "mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos", dese la vuelta porque es probable que alguien le esté mirando. A usted, no a Michael Corleone.

Compartir el artículo

stats