Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

cartas a gregorio

Se venden las Islas Canarias

Querido amigo: Sí, se venden las islas y se puede comprar una o el lote con todas juntas. Es algo normal porque aquí nunca hemos tenido mucho apego por nuestra tierra, solo tienes que ver en manos de quién hemos dejado nuestro gobierno durante los últimos treinta años.

Bastaría con rentabilizar nuestra situación geográfica, estratégica y climatológica y esto sería un chollo para los chinos, los americanos o cualquier otro país que quiera invertir en el extranjero, y hasta para uno de esos millonarios que se compran un cuadro por cuatrocientos millones de euros.

La operación es sencilla. Se supone que somos dos millones de canarios, aunque habría que descontar los miles de muertos que añadió al censo Santa Cruz de Tenerife. El precio sería de aproximadamente dos millones de millones de euros, de modo que nos tocaría a cada canario un millón de euros, suficiente para no tener que trabajar más nunca.

Pero lo más importante es que no tendríamos que seguir pagándoles a los políticos de nuestra administración, que se gastan cada año miles de millones de nuestro dinero.

Yo apostaría entonces por irme a vivir a algún país de África o de América del Sur, que allí, con el pastón de euros que llevaría, no viviría suficiente para gastármelo.

Imagínate el provecho que le sacarían los chinos que ya se han hecho con casi toda África, o que las islas las compraran los Emiratos Árabes. Esos sí que pondrían firmes a Marruecos.

Lo primero que harían los moros sería convertirnos en los "Nuevos Emiratos Árabes Independientes" para inmediatamente hacerse con las 200 millas del mar que les corresponderían como país independiente y que España a nosotros nunca nos va a permitir.

Con ello tendrían asegurada la explotación de los caladeros de pesca, las riquezas minerales de nuestro fondo marino y hasta el supuesto petróleo que anda escondido por alguna parte de nuestras aguas.

Los americanos por su parte, podrían instalar aquí sus famosos casinos de juego y conseguir que sea el nuevo Las Vegas que están buscando.

Curiosamente la ciudad de Las Vegas, también conocida como "la capital del entretenimiento mundial", "la ciudad del pecado" y "la capital de las segundas oportunidades", tiene la misma población que Canarias, demografía que, como la de nosotros, se duplica con la llegada de turistas de todo el mundo.

Allí está permitido el juego y la disponibilidad de bebidas alcohólicas a cualquier hora del día, y está legalizada la prostitución.

Además de un Casino esto sería una gran casa de putas, y como dicen los promotores turísticos de Nevada: "Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas", que no dista mucho de lo que en estos tiempos pasa en Canarias.

Que vivan los Nuevos Emiratos Ára-bes Independientes, la Nueva Capital Mundial del Juego, las putas y todo lo que quieran traer, Gregorio. Nosotros, mientras tanto, iremos preparando las maletas.

Un abrazo, amigo, y hasta el martes que viene.

Compartir el artículo

stats