Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Canellada

azul atlántico

Fernando Canellada

Periodista

El primer ovetense de la UD

El encuentro entre la UD Las Palmas y el Oviedo ofrece una oportunidad para repasar la historia de la entidad amarilla que cumple 70 años en 2019. Empatados a puntos y con el objetivo del ascenso a Primera, los equipos que dirigen Paco Herrera y Anquela, los más veteranos de la categoría, se juegan demasiado en este enfrentamiento. Los seguidores de Las Palmas aún conservan fresca memoria de la promoción de 1998 en la que cayeron frente al Oviedo con un sospechoso arbitraje de Iturralde González.

Este Oviedo, que pisa por primera vez el césped de Siete Palmas, desaparecido ya el histórico Insular, llega de la ciudad que vio nacer en 1895 a José del Río Amor, que allá por 1949 se convirtió en el primer presidente de la UD. Hay que remontarse a los orígenes con la simbiosis de cinco clubes: Deportivo Gran Canaria, Atlético, Arenas, Marino y Victoria. La eterna rivalidad de Victoria y Marino, presidido este por Eufemiano Fuentes Díaz, permite comprender que los padres fundadores optaran por Juan del Río, jugador en su juventud y en su madurez directivo del Gran Canaria, y acreditado gestor del Club Náutico, donde se convocó la reunión fundacional, para optar por un presidente "neutral", distante de connotaciones 'marinista' o 'victoristas'.

Así resultó elegido el abogado José del Rio Amor. Era hijo del canario Jerónimo del Río Falcón, que había sido destinado a Oviedo, como funcionario de Correos, y de la asturiana Dolores Amor Ovies. Del matrimonio nacieron José, Dolores, Jerónimo, Ana María y Juan. Este último padre de Juan Antonio del Río Bravo de Laguna, exvicepresidente de la UD con Juan Trujillo Febles y Atilio Ley, que explica la genealogía familiar, aún inmortalizada en el histórico inmueble de la sede social amarilla en la calle de Pío XII.

El niño José del Río Amor creció en Gran Canaria por el destino de su padre como jefe de Correos de Las Palmas, donde se jubiló. El primogénito José no tardó en regresar a Asturias a casa de una tía para estudiar derecho en Oviedo, como hicieron más miembros de su familia. En la universidad asturiana forjó una inquebrantable amistad, entre otros, con Ildefonso Fierro, al que asesoró toda su vida, como recuerda su sobrino.

Excelente orador, tras una estancia en Londres, donde amplió su formación en lengua inglesa, José del Río ejerció durante 58 años la abogacía en la capital grancanaria. Con un bufete abierto y aún en activo, falleció el 3 de septiembre de 1978. Fue procurador en Cortes por el tercio profesional en el régimen anterior y desde la presidencia del Náutico, se recoge en su historia, contribuyó al desarrollo del turismo en Gran Canaria.

Poco se parece la UD Las Palmas que presidió José del Río con el objetivo de participar en las competiciones nacionales y a la que los federativos y directivos de Iberia ponían dificultades para su ascenso, con la que hoy se enfrenta al Oviedo. En la clasificación histórica de La Liga, el Oviedo se encuentra en el puesto 17 con 1.174 puntos con 42 temporadas en Primera por delante de Las Palmas, el 20, con 1.042 puntos, y 34 años en la máxima categoría. Hoy los dos están en Segunda y ambos quieren deshacer el empate con una victoria.

Compartir el artículo

stats