Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

formas de mirar

Emprendimiento: la gran estafa

La cultura del emprendimiento ofrece una cara menos conocida y amable de la que nos ofrecen los medios de comunicación. Se narra el supuesto éxito de unos pocos -o más bien enriquecimiento rápido a cualquier precio- sin desvelar los factores que lo propician (otros ingresos, otros valores o falta de ellos) y se enardece la falsa facilidad -bien programada e incentivada- que ofrecen las nuevas oportunidades de mercado, innovación, startups ("Empresa basada en una idea de negocio innovadora, disruptiva en el mercado, con una fuerte vinculación tecnológica y completamente orientada al cliente, cuyo objetivo es satisfacer una necesidad concreta de la sociedad como un modelo económico exponencial y escalable") para convertirse en nuevo millonario sin preocuparse demasiado en modos o maneras, antecedentes o relato posterior al supuesto éxito. Muchos y muchas se arrojan al universo autónomo con nulos conocimientos de lo que esto conlleva. Poco o nada se sabe de la trampa que se esconde tras el relato, de la destrucción de economías familiares y personales, del sentimiento de fracaso que conlleva una estructura social que no premia en modo alguno el talento o el esfuerzo y sí la carcasa de un vacío bien oculto del que se benefician industrias, gurús, gobiernos, escuelas de negocios... En nada cuenta aquí el beneficio social, el crecimiento comunitario y mucho menos el desarrollo personal: "Emprender fabrica muchos más deudores que casos de éxito". Nadie confiesa el número de trabajadores y trabajadoras que se quedan en el camino de esta carrera agónica tan bien estructurada por el organigrama capitalista. Javier López Menacho es la persona idónea para desvelar estas claves, su experiencia y trayectoria así lo atestiguan. Escritor y especialista en comunicación y reputación digital, ha trabajado como social media manager, community manager y creador de contenidos, es autor de varios libros, siempre desde la óptica global, nunca desde una mirada indiferente hacia el otro y demostrando una clara conciencia social en su excelente análisis, investigación y reflexión: "Si este libro arroja algo de luz ante el abismo, y sirve para advertir de lo que conlleva emprender en un universo entregado a su propia farsa, habrá cumplido su propósito". Urge una reflexión conjunta sobre la absoluta crisis de valores a la que asistimos pero también es necesaria una revisión imprescindible de conceptos como responsabilidad social, libertad o concepto de fracaso; no solo no es oro todo lo que reluce, sino más bien todo lo contrario, no siempre es la historia como la cuentan pero deberíamos preguntaros qué ocurre con la parte que ni tan siquiera es contada: "El decrecimiento moral se ha producido como consecuencia del majestuoso dominio de la lógica mercantil. El mercado ha ido desplazando cualquier tentativa de construir una moral compartida, produciéndose una mercantilización de la moral". Como bien recuerda el autor con palabras de José Mujica: "Cuando compramos algo no lo compramos con plata, lo compramos con el tiempo de vida que tuvimos que gastar para conseguir esa plata, pero con una diferencia, la única cosa que no se puede comprar es la vida, la vida se gasta, y es miserable gastar la vida para perder libertad". Cuánto hemos gastado ya de vida entonces...

Compartir el artículo

stats