Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ARTÍCULOS DE BROMA

Sánchez se da la razón

Hay acuerdo de Pedro Sánchez con Pedro Sánchez.

Con el empleo, la digitalización, la transición ecológica, el feminismo y la igualdad de género y el fortalecimiento de la lucha contra la exclusión social como ejes para un programa político con el que ser investido presidente del Gobierno, Sánchez se ha reunido con asociaciones educativas, feministas, ecologistas, de memoria histórica y de sexualidad no hetero para que colaboren en la creación de un espacio común para alcanzar un Gobierno progresista. El resultado -sorprendente- es que esos colectivos le piden a Sánchez un gobierno estable para abordar problemas de educación, desigualdad de género o despoblación.

(Entre esos colectivos está el sector de la digitalización y de la ciencia que ha sustituido al del arte y la cultura porque sus necesidades son subvencionables sin reproche. Donde hubo un Jorge Semprún ahora hay un Pedro Duque porque donde esté un doctor que se quite un actor y donde quepa un investigador que salga un performer).

Para acabar, el presidente del Gobierno en funciones, cargado de la razón que se da a sí mismo en los demás, debería reunirse con Pedro Sánchez en el antiguo domicilio familiar de éste en Madrid para atender sus reivindicaciones, la primera de todas la de ser investido con un apoyo suficiente para formar un gobierno estable y llegar con un acuerdo cerrado al portal donde hacen guardia los periodistas.

En esto se nos ha ido el verano, en una maniobra política tautológica, pero no en una pérdida de tiempo porque así Sánchez ha intervenido en esas aulas en las que Podemos es delegado de clase y ha repartido promesas en una campaña electoral por sectores, continua y adelantada, si volvemos a elecciones.

Compartir el artículo

stats